Una nieta reenvía a su abuela las viejas cartas de amor con las que su abuelo la conquistó

Noticias

March 1, 2018 21:37 By Fabiosa

Los grandes avances tecnológicos de la mensajería instantánea hacen que el mundo entero se comunique en cuestión de segundos. En esta era moderna, las cartas, especialmente las escritas a mano, son cosas del pasado. Sin embargo, algunos todavía recuerdan la emoción de esperar una carta y la pasión con la que se escribían.

Ese es el caso de Elissa Kravetz, quien luego de la muerte de su abuelo Bill, conservó un paquete de 65 cartas. Casi todas escritas a mano, a excepción de una escrita a máquina, y todas dirigidas a Martha, la abuela de Elissa.

Por supuesto que no las leyó de inmediato. La vida de una bloguera californiana no siempre está para prestarle atención a cosas antiguas. Elissa al principio las veía como un recuerdo de su querido abuelo. Pero un buen día, decidió comenzar a leerlas y su vida cambió.

“Cada mañana tomaba una taza de café y me sentaba a leer una carta. Sentía como que casi estaban dirigidas a mí. También sentí que tenía la oportunidad de conocer mejor a mi abuelo, quien ya había fallecido”

En algún punto Elissa estaba tan emocionada que decidió compartir la carta que leía con sus seguidores en Instagram. Amigos y desconocidos de todas partes del mundo se conmovieron con las palabras del abuelo Bill.

Quizá te interese: Esta abuela recorre 24 kilómetros diarios para llevar a su nieto en silla de ruedas al colegio (Video)

Así conocimos que Bill y Martha se conocieron en 1945. Bill, un soldado desplegado en Panamá durante la Segunda Guerra Mundial, regresó a Boston de permiso por unos días y conoció a Martha. Se dice que de inmediato nació la chispa.

Cuando el deber llamó de vuelta a Bill, él comenzó a escribirle a Martha todas las semanas sin falta. ¡Incluso le propuso matrimonio en una de ellas!

Pero Elissa, enamorada de la poesía de las palabras de su abuelo en esas hermosas cartas, pensó que todo debía volver a su curso. Que las cartas y las palabras debían una vez más llegar a su verdadero destinatario. Así, el día en que su abuelo estaría cumpliendo años, casi como si hubiese sido orquestado por él desde el más allá, Elissa envió la primera carta de su abuelo Bill a su abuela Martha.

Ellissa comentó sobre el proceso y los resultados:

“Comencé a fotocopiarlas una por una y a enviárselas a mi abuela por correo. Me dijo que no las leía desde que tenía 21 años y que sentía como si se estuviera enamorando de él una vez más”

Martha, a los 93 años, es realmente feliz recordando grandes momentos que vivieron juntos. Hasta comenta que se siente de  nuevo joven y enamorada.

“Me trae muchos recuerdos. Me lleva de nuevo a los viejos tiempos, Menciona cosas que hice de las que ya me había olvidado”

Su nieta le envió una carta cada semana hasta que ya no hubo más. Ambas cuentan los buenos momentos que pasaron leyéndolas y lo bello de la creatividad y la pasión que un hombre enamorado es capaz de trasmitir en palabras.

El gesto de Elissa también nos sirve de recordatorio de que las cosas sencillas tienen gran importancia y que las palabras de amor trascienden el tiempo.

Fuente: People

Quizá te interese: El amor entra por la cocina de la abuela: la ciencia confirma que son las mejores amigas de los pequeños