NOTICIAS

¿Problemas para dormir? Estos 7 consejos seguramente ayudarán a que concilies el sueño

Fecha 5 de septiembre de 2017

El insomnio asociado con el estrés, es una de las enfermedades más comunes en nuestros días, afectando la cotidianidad de millones de personas. Los trastornos en el sueño pueden traer un sin número de problemas, como un bajo rendimiento en el trabajo o simplemente más estrés. Si ya has intentado los baños relajantes antes de ir a la cama, o las infusiones calientes y no te han dado resultado, debes probar algunos de los 7 consejos que te presentamos a continuación.

Recomendado: 11 hábitos saludables a implementar en tu rutina para dormir como un bebé

1. Inhalar por la fosa izquierda.

Este método se deriva de algunas prácticas de yoga que buscan reducir la presión arterial, consiguiendo así que el cuerpo se relaje y consiga descansar. Unos minutos de esta práctica resultan muy útiles cuando el calor o el sofoco son la causa del insomnio.

2. Apretar y relajar el cuerpo.

Puedes empezar con los dedos de los pies e ir subiendo poco a poco. La idea es apretar las articulaciones, generando presión y luego liberándola, esto ayudará a que tus músculos se relajen y empiecen a producir una sensación de descanso.

3. Tratar de mantenerse despierto.

Aunque suena contradictorio, muchas veces el insomnio es producido por la frustración que produce no conciliar el sueño unos minutos después de estar en la cama. Al parecer el cerebro puede generar una reacción opuesta si nos quedamos en la cama con los ojos abiertos pensando “no me voy a dormir”.

4. Recuerda todo lo que hiciste en el día.

Esta técnica no solamente ayuda a ejercitar la memoria, sino que libera tu mente de las preocupaciones que muchas veces son el principal motivo de los trastornos del sueño.

Recomendado: ¿Te cuesta conciliar el sueño? ¡Estos 10 tips te ayudarán a dormir bien de nuevo!

5. Girar los ojos.

Cerrar los ojos y girar tres veces para un lado y tres para el otro, puede convertirse en una nueva rutina para conciliar el sueño. Algunos expertos aseguran que este ejercicio ayuda a liberar hormona asociada al sueño.

6. Imaginar.

La imaginación, que está asociada con procesos de meditación, funciona si se enfoca en tres aspectos: el primero tratando de crear imágenes mentales donde nos sintamos satisfechos o a gusto; el segundo, situaciones relajantes, como ir caminando por un lindo y tranquilo sendero; finalmente, proyectos o ideas que nos causen una cierta expectativa positiva, como por ejemplo, un proyecto de que queremos realizar o una idea que consideremos valiosa.

7. Meditar.

Buscar la calma y la estabilidad a través de ejercicios de auto–conocimiento, es una práctica que se relaciona comúnmente con la meditación. Algunos ejercicios de respiración y procurar tener la mente despejada y libre de pensamientos complejos o negativos, siempre es muy útil.

Fuente: Mirror