ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Ella vio a los paramédicos llevarse al indigente, entonces decidió tomar responsabilidad por su vida

Date October 24, 2017 21:56

Es bastante triste ver en muchas ciudades a tantas personas sin hogar llevando consigo solo un carrito de mercado en el que tienen todas sus pertenencias. A nuestro parecer quizá sean cosas insignificantes, pero para esas personas son todo lo que tienen en la vida.

Douglas Hall es una de esas personas que se encontraba llevando su carrito por las calles de Los Ángeles con el objetivo de recaudar suficiente dinero para viajar a Nueva York. Hall es un ex marine que perdió su pierna en combate y tal como el mismo lo expresa estaba buscando “una ayuda” y no “una limosna”.

Justo cuando se encontraba en medio de una calle bastante concurrida, Hall sufrió un ataque a su salud que lo dejó en el suelo. Sin embargo, para su suerte había una mujer que presenció el hecho y decidió hacer algo que le cambiaría para siempre la vida a este pobre hombre.

Dana Lee Calabrese decidió llamar al 911 y esperó que llegaran los paramédicos que llevarían a Hall al hospital. Pero Dana se percató de un asunto: nadie decidió llevar las pertenencias de este pobre hombre con él, por ello decidió preguntarle al paramédico si se llevarían sus pertenencias, a lo que el paramédico le respondió: No, ¿vas a llevarte las cosas tú? Aquí todos los días caen cientos de hombres como él como si fuesen piezas de dominó.

Calabrese quedó impactada con esta respuesta y señaló que no puede entender como alguien con ese trabajo tenga tanta insensibilidad. Así que como vio que nadie se iba a hacer cargo de las pertenencias de este hombre de la calle decidió hacerlo con sus propias manos.

Quizá te interese:  Este veterano de guerra pensó que irían a un partido de basketball, jamás imaginó lo que pasaría

Luego le dio su número de teléfono a los paramédicos para que cuando Hall retomara la conciencia se pusiera en contacto con ella y así devolverle sus cosas. Sin embargo, pasaron varios días y Dana no recibió ninguna llamada ni supo más nada de Hall, por lo que decidió empezar una búsqueda a través de una publicación en Facebook.

"¡Ayúdenme a encontrar al veterano Douglas Dean Hall!", escribió en su post y sorpresivamente uno de los vecinos de Calabrese localizó al hombre en la calle. Finalmente Calabrese y Hall se conocieron en persona y ella le pudo entregar sus pertenencias.

Pero la historia no termina allí, Dana quería entender porque Hall insistía en viajar a Nueva York, y él le comentó que tenía buenos amigos allí que lo podrían ayudar. A partir de eso, Dana decidió hacer otro acto de bondad: inició una campaña en GoFundme para recaudar fondos para el viaje de Hall a Nueva York.

Para su sorpresa, Dana recibió 4 veces más de la meta establecida además de donaciones en físico que mucha gente le envió.

Dana decidió darle la sorpresa a Hall en un restaurante de la misma calle donde él tuvo el incidente de salud para probarle a Hall a veces de las malas experiencias surgen cosas buenas.

Ambos salieron ganando: Hall recibió la ayuda que tanto necesitaba para ir a Nueva York y Dana se ganó un amigo. “Ni siquiera puedo describir cuán feliz me siento por haberle llevado felicidad a la vida de Hall”, señaló esta buena samaritana.

Este tipo de buenas acciones nos hacen recordar que todavía nos queda bastante de esa esencia “humana” que debemos compartir con nuestro prójimo.

Fuente: theepochtimes

Quizá te interese:  

El policía escuchó al veterano decir que necesitaba un riñón… ¡y no lo pensó 2 veces!