RESRVE

Guía práctica para conocer tu zona íntima: 8 problemas que afectan a la mayoría de las mujeres

Date March 26, 2018 15:57

La salud sexual es tan fundamental como cualquier otro tipo de cuidados en nuestro cuerpo y las mujeres poseen un sistema reproductivo perfectamente diseñado para traer al mundo a nuevas generaciones. Sin embargo, como en todos los órganos del cuerpo humano, existen irregularidades y anormalidades que pueden causar cierta preocupación en las mujeres, pues muchas, por pena a decirlo o por ignorancia, desconocen muchas de las cosas que suceden en su zona íntima.

A continuación, te contamos algunas de las irregularidades más comunes:

1.Vellos encarnados.

Vladimir Gjorgie / Shutterstock.com

En la mayoría de los casos ocurre en las mujeres que afeitan su zona pélvica y cuando el vello va a salir en vez de brotar, crece hacia adentro y provoca enrojecimiento de la zona. Si esto te ocurre, lo ideal es que no vuelvas a afeitarte en un tiempo hasta que tu piel sane. Además, debes prestar atención a si el vello se infecta debido a los posibles irritantes que pueda contener la espuma para afeitar o la hojilla con que te rasuras.

2. Varices vulvares.

Seguramente creías que solo podrías tener varices en tus piernas, pero también pueden aparecer en la zona de la ingle y vulva. Varios ginecólogos señalan que aparecen como protuberancias azuladas en los labios mayores o labios menores de la vulva. Además, en algunas ocasiones, pueden provocar comezón y hasta sangrado.

3. Verrugas genitales.

Emily Frost / Shutterstock.com

Las verrugas genitales son causadas por los tipos 6 y 11 del virus del papiloma humano (VPH), para los cuales ya existe una vacuna para las mujeres. Generalmente, se propagan a través del contacto sexual y es una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes del mundo. Las verrugas pueden aparecer en la vagina o en la vulva, además de otras áreas alrededor de los genitales, en la parte superior de los muslos y pueden tratarse mediante cremas u otros métodos más abrasivos, por lo que siempre se debe consultar con un ginecólogo.

Quizá te interese: Así como en otras partes del cuerpo, las espinillas vaginales también existen y son muy frecuentes

4. Espinillas o granos en la zona genital.

Las espinillas en el área genital en realidad pueden estar relacionadas con el inicio del ciclo menstrual y tienden a ser causadas por folículos capilares infectados debido al crecimiento bacteriano alrededor de tu vulva. No te preocupes tanto, pues son benignas y más comunes de lo que crees, pero debes estar consciente de que no la puedes tratar de la misma forma que tratas tus espinillas en el rostro. Lo ideal es tomar un baño de agua tibia, mantener la higiene a la hora de tocarlas y, sobre todo, no afeitar o depilar la zona.

5. Quistes.

Shidlovski / Shutterstock.com

Existen diferentes tipos de quistes que pueden surgir en el área genital, por ejemplo, uno de los más comunes son los quistes sebáceos, que son acumulaciones inofensivas de líquido causadas cuando se bloquea una glándula sebácea. Los quistes generalmente no presentan un problema a menos que se infecten, por lo que es fundamental vigilar con cuidado si padeces de alguno para que consultes con tu ginecólogo cuál es la mejor opción.

6. Herpes.

El herpes genital es una enfermedad de transmisión sexual que afecta a una de cada seis personas. Las llagas generalmente sanan en unas pocas semanas, pero pueden reactivarse nuevamente en el futuro, por lo que es importante practicar sexo con barreras contraceptivas y consultar a un médico si tienes alguna duda al respecto. Si crees que padeces de uno, agenda una cita con tu ginecólogo para que te ayude a tratarlo con cremas tópicas y medicamentos orales.

7. Molusco contagioso.

El molusco contagioso es una enfermedad de la piel, a menudo propagada a través del contacto sexual. Aunque las lesiones no son dañinas, tienden a aparecer más en personas cuyos sistemas inmunológicos están comprometidos.

8. Angioma.

Africa Studio / Shutterstock.com

Son pequeños crecimientos de la piel con vasos sanguíneos rotos que pueden parecer muy alarmantes a primera vista. Sin embargo, son completamente benignos. Por lo general, no se producen en la vulva o la vagina, pero no debes preocuparte mucho si ves alguno en tu zona íntima y de ti dependen que los quieras extraer, que generalmente se hace mediante congelación o escisión.

Estas son algunas de las 8 anomalidades más comunes que pueden afectar la zona íntima de una mujer, pero de nuevo, cada cuerpo funciona diferente. Lo importante es que ante cualquier cambio, crecimiento o anomalía que notes, le escribas a tu ginecólogo para que puedas agendar una cita lo más pronto posible y así tengan el diagnóstico correcto y el tratamiento adecuado.

QUIZÁ TE INTERESE:

Puedes prevenir infecciones vaginales y malos olores evitando estas 5 cosas


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.