ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Una de sus mariposas perdió parte de su alita, pero ella decidió repararla y devolverle su vuelo

Date January 15, 2018 22:22

Muchas veces hemos vistos una cantidad de mariposas monarcas volando por nuestros jardines o en los diversos parques. De hecho, es una de las especies de mariposas que cada invierno llevan millones de ejemplares desde California hasta México.

Dependiendo de la época del año en que nazcan, las mariposas monarcas pueden vivir desde 2 semanas hasta aproximadamente 5 meses, pero el caso que te queremos contar hoy es sobre un pequeño insecto que estuvo a punto de acortar su tiempo de vida por un pequeño incidente con su ala.

Una usuaria de Facebook llamada Romy McCloskey decidió contar su historia de cómo rescató y ayudó a una de sus mariposas monarcas.

Mi cariño por las mariposas inició cuando las empecé a criar por accidente cuando encontré 3 orugas en un árbol que estaba en mi patio.

Un día, una de sus mariposas sufrió un ligero accidente y perdió la mitad de su ala, pero Romy estaba decidida a hacer todo lo posible para salvarla, así que puso manos a la obra.

En primer lugar, decidió no aplicar ningún tipo de sedante en el ala de la mariposa, pues según la diseñadora no es necesario hacerlo, además de que se trata de un insecto de apenas 3 días de vida.

En segundo lugar, preparó la sala de operaciones con toalla, tijeras, pinza de cejas, talco, pegamento, palillos y las alas de una de sus mariposas que había fallecido días anteriores.

Quizá te interese: Él se dedica a rescatar animales viejos que están a punto de ser sacrificados y ya tiene más de 8 en casa

En tercer lugar, aseguró el cuerpo de la mariposa con ayuda de un gancho de ropa, luego terminó de cortar las áreas dañadas del ala. Romy expresó que no hay que preocuparse porque es igual que limar o cortar las uñas, ellas no sienten ningún dolor.

En cuarto lugar, decidió pegar las alas de su otra mariposa en el insecto que estaba ayudando. Y aunque las líneas negras no coincidieron a la perfección, lo importante es que sus alas cicatrizaron y quedó lista para emprender vuelo.

Finalmente, al día siguiente la pequeña estaba lista para usar sus alas, ser libre y descansar entre las ramas de los arbustos.

Romy señala que para ella las mariposas tienen un significado bastante especial, pues su madre antes de morir les dijo unas palabras:

Romy, donde quiera que veas una mariposa, allí estaré yo contigo. Te amo.

Desde entonces, la joven desarrolló una afinidad por estos insectos y vaya que se ha vuelto su protectora.

Felicidades por tan hermosa labor y esperamos que muchas más personas se dediquen a ayudar a los animalitos que tanto lo necesitan.

Fuente: Boredpanda

QUIZÁ TE INTERESE:

Él quería ver las mariposas y cumplir otros sueños desde que era un niño y finalmente lo logró a sus 81 años