Los bochornos o sofocos en las mujeres: qué son, causas, síntomas y qué alternativas existen para tratarlos

Estilo de vida y tendencias

November 21, 2017 18:01 By Fabiosa

La menopausia es una etapa que aunque quisiéramos huir de ella es inevitable a una cierta edad. Dos de los síntomas más comunes de esta fase de la vida de las mujeres son los bochornos o sofocos y la sudoración nocturna, pero este cuadro de síntomas fastidiosos también puede afectar a las mujeres durante la perimenopausia, la etapa anterior a la menopausia.

Una vez que la mujer llega a la edad de la menopausia, puede que continúe padeciendo de bochornos durante unos 5 o incluso 10 años, todo dependerá del organismo de cada mujer. Hoy te hablaremos todo sobre los bochornos, por qué ocurren, cuáles son sus síntomas y qué alternativas existen para tratar esta sensación tan incómoda.

¿Qué es un bochorno o sofoco?

Un bochorno o sofoco es una sensación de calor intenso en el cuerpo que no es provocado por factores externos. Los bochornos pueden aparecer de repente y entre los síntomas más frecuentes están:

  • sensación de hormigueo en los dedos;
  • aumento del ritmo cardíaco;
  • sensación repentina de calor;
  • enrojecimiento de la cara;
  • sudoración, especialmente en la parte superior del cuerpo.

Causas de los bochornos.

Aunque todavía no queda claro cuáles son las causas de los bochornos, lo que sí está comprobado es que hay cambios en el hipotálamo, la parte del cerebro encargada de controlar la temperatura (y cumplir con otras funciones).

Durante la menopausia, los niveles de estrógeno disminuyen y en consecuencia esto afecta la forma en la que el hipotálamo regula la temperatura corporal, haciendo sentir un golpe de calor. Esta sensación de calor hace que el cuerpo responda con un mecanismo de enfriamiento, de manera que el organismo manda más sangre a la piel (por ello uno de los síntomas es el enrojecimiento de la piel) y las manos empiezan a sudar.

De acuerdo con diversos estudios médicos y científicos, los bochornos producen cambios hormonales en el cuerpo e incluso aún se sigue estudiando los vínculos con enfermedades como la diabetes, la obesidad y el síndrome metabólico.

Quizá te interese: 8 métodos efectivos que te ayudarán a controlar los bochornos durante la menopausia

Además, hay algunos factores que inciden en el aparecimiento de bochornos, como:

  • consumir productos con cafeína;

  • comer comidas picantes;
  • estar en un habitación caliente;
  • sentirse estresado o ansioso;
  • usar ropa apretada.

Si bien es cierto que sentirse sofocado es un síntoma principal de la menopausia y la perimenopausia, existen también otras condiciones que pueden provocar este síntoma. A continuación, te mostraremos 6 posibles causas (aparte de la menopausia) que te pueden estar provocando estos golpes de calor:

1. Prescripción médica.

A veces los sofocos son efectos secundarios de muchas medicinas, como opioides, antidepresivos y fármacos para la osteoporosis. Te recomendamos que cuando tu doctor te indique tomar medicamentos, le pidas que te recete algún fármaco similar que no te produzca esa sensación de sofoco.

2. Sobrepeso.

Quizá hayas escuchado que el exceso de peso puede afectar tu metabolismo y en consecuencia puede causar bochornos. Aunque parezca una respuesta predecible, sí, la solución es tener una alimentación balanceada y hacer ejercicio. De acuerdo con un estudio de la Universidad de California, las personas obesas que se ejercitaron durante 200 minutos a la semana reportaron tener menos sofocos que aquellos obesos que no hicieron ningún tipo de ejercicio.

3. Alergias a algunas comidas.

Casi todos los seres humanos hemos experimentado un golpe de calor al consumir comida picante. Pero, si eres de los que padeces alguna alergia o intolerancia alimentaria, quizá sea algún ingrediente en tu dieta el que te esté causando esos golpes de calor. Los doctores señalan que la cafeína y los aditivos como los sulfitos pueden empeorar los bochornos, así que presta atención a cómo te sientes la próxima vez que consumas estos alimentos.

4. Ansiedad.

Los expertos en salud mental usan el término “ansiedad” para referirse al estado físico de las emociones como estrés, miedo o preocupación, incluyendo síntomas como el aumento del ritmo cardíaco y sensación de nervios. Lo recomendable es hacer un ejercicio bastante simple como lo es inhalar y exhalar, verás que ayudará a calmar tu ansiedad. Puedes también probar hacer meditación o ejercicios como el yoga.

5. Otras enfermedades.

Casi cualquier problema vinculado con tus hormonas o tu sistema endocrino puede provocar síntomas de menopausia. En este particular, nos referimos a los problemas tiroideos, sobretodo el hipertiroidismo, pues sentirse sofocado es uno de sus síntomas.

6. Estar en una habitación cálida.

Es normal que la temperatura corporal varíe durante la noche, así que es común que tanto hombres como mujeres se despierten en medio de la noche con sensación de calor o sudoración.

Ahora que conoces las causas, las condiciones médicas y no médicas que pueden provocar estos síntomas tan incómodos, te presentamos a continuación algunas alternativas para tratar los bochornos:

1. Cohosh negro.

Se trata de una de las hierbas más populares para tratar los bochornos y otros síntomas de la menopausia. La raíz de esta planta es usada para hacer cápsulas y en algunos casos té. Aunque aún no se conoce con exactitud cómo funciona el cohosh negro, los investigadores creen que une los receptores de estrógeno y estimula los receptores de serotonina.

2. Terapia de reemplazo hormonal.

Uno de los tratamientos más efectivos para los bochornos son los suplementos de estrógeno y es conocido comúnmente como terapia de reemplazo hormonal. En este tratamiento, el paciente puede tomar estrógenos junto con progesterona; sin embargo, debes seguir cada recomendación médica, pues los estrógenos no son aconsejables para todo el mundo, especialmente aquellas mujeres que tienen antecedentes de cáncer de mama, coágulos sanguíneos o alguna otra condición médica.

3. Isoflavonas de soya.

La soya contiene grandes cantidades de fitoestrogenos, compuestos químicos que actúan como estrógenos en el cuerpo y pueden ayudar a reducir los bochornos.

4. Tratar de disminuir el nivel de estrés.

Si bien es cierto que los sofocos pueden ocurrir en cualquier momento del día, no se puede negar que ocurren durante momentos de estrés, por ello aplicar técnicas de reducción de estrés te ayudará a disminuir la frecuencia en con la que aparecen. Te recomendamos hacer alguna de las siguientes actividades:

  • yoga;
  • meditación;
  • técnicas de respiración;
  • tai chi;
  • caminatas.

A modo de resumen podemos decir que actualmente existen diversas alternativas para paliar los síntomas tan fastidiosos de los bochornos, pero es importante que entiendas que cada cuadro clínico y cada organismo es diferente, por lo que recomendamos que consultes absolutamente todos los pasos que vayas a dar con tu médico y evites automedicarte.

Quizá te interese:

7 factores que pueden causar la menopausia prematura y los métodos para prevenirla

12 síntomas que pueden señalar un desbalance hormonal en las mujeres


Es importante aclarar que toda la información contenida en Fabiosa Español tiene un fin informativo exclusivamente, y que en ningún momento debe ser considerada como asesoramiento, diagnóstico o tratamiento médico profesional. Nunca deje de buscar asesoramiento médico, no ignore el consejo médico, ni demore en buscar asistencia médica por algo que haya leído en este sitio.