Le regalaron un monito de peluche que habla, pero la voz es de su mamá recientemente fallecida (Video)

Noticias

Antonio Vargas es uno de esos padres excepcionales que realmente hacen recuperar la esperanza en este rol, que durante los últimos años parece haber perdido ese significado tan importante para la sociedad y la familia en general. Este señor quedó viudo en julio de 2017, y su hijo, Antonio Jr., quedó muy afectado tras perder a su madre a una muy corta edad. Sin embargo, desde el momento en el que su madre falleció, el chico ha estado convencido de que ella lo ha estado cuidando de algún lugar, de hecho, fue de pesca y consiguió en el lago una corona de flores con un adorno en rojo que leía: "Mamá" (en inglés, MOM).

El padre de Antonio Vargas Jr., consciente de que a su chico le es muy importante saber que su madre sigue presente a pesar de haber fallecido, se encargó de preparar un regalo muy necesario para Navidad, temporada que se sabía que iba a ser muy complicada para su hijo, ya que iba a ser la primera sin mamá presente. El regalo realmente fue justo lo que el chico necesita: un monito de peluche, pero no uno cualquiera.

QUIZÁ TE INTERESE: Una chica evitó que se quitara la vida hace 10 años, y hoy… ella aceptó casarse con él

El monito de peluche que Antonio le regaló a su hijo era realmente muy especial, tal vez el más especial que su hijo podía recibir. Este ejemplar padre se encargó de ir a una tienda especializada en este tipo de regalos para hacer un mono que pudiera tener cortas grabaciones de la madre de Antonio Jr., las cuales se activan al presionar un botón en las palmas de la mano del muñeco. Entre las cosas que puede decir están: “Dame un abrazo, te amo.” y "Los amo, chicos, y siempre los amaré".

Sin más preámbulos el video (en inglés) del conmovedor momento que además incluye una parte del proceso de manufacturación de tan increíble regalo:

Antonio Vargas / YouTube

¡Fue un momento realmente conmovedor!

Fuente: Daily Mail

QUIZÁ TE INTERESE: Consejos valiosos de una chica enferma de cáncer terminal a los 27 años de edad

Recomendamos