Estos trillizos fueron separados al nacer: Un psiquiatra hizo un cruel experimento con ellos

Familia y niños

La realidad suele superar a la ficción en muchas más ocasiones de lo que se piensa. Y es que en nuestro mundo ocurren cosas realmente extrañas, sucesos que nos hacen pensar que hay muchas cosas raras pasando casi delante de nuestros ojos y nosotros sin darnos cuenta.

Algo así es la historia de los "tres extraños idénticos", una curiosa anécdota que ocurrió en los Estados Unidos. Los trillizos Robert Shafran, Eddy Galland y David Kellman, todos nacidos el 12 de julio de 1961, fueron adoptados por diferentes familias una vez nacieron. Ninguno de los tres sabía que habían nacido junto a otros dos hermanos y las familias adoptivas tampoco lo sabían.

Cuando los trillizos tenían 19 años, en 1980, Robert Shafran entró a estudiar una universidad en Nueva York, apenas llegó, mucha gente lo saludaba como si lo conociera desde hacía años. La historia se puso realmente extraña cuando conoció a un chico que, casualmente, había sido compañero de cuarto de otro joven idéntico a Robert Shafran apenas el año anterior. Con la curiosidad como motivo, Robert Shafran hizo que fuese acordada una reunión con este joven idéntico a él, que resulto ser su hermano Eddy Galland.

QUIZÁ TE INTERESE: Su rostro quedó marcado por las quemaduras, pero una experta en maquillaje hizo lo que parecía imposible

La prensa local se enteró y difundió la historia, esto hizo que el tercer hermano, David Kellman, también se manifestara, haciendo que esta historia fuese todavía más extraña. Pero lo raro de esto no queda hasta aquí.

Los chicos, que empezaron a convivir muy cercanamente desde entonces, investigaron la razón de su separación y se dieron cuenta de que todo había sido un cuestionable y cruel experimento de un psiquiatra llamado Peter Neubauer, quien dirigía un programa en el que separaban a hermanos de partos múltiples para estudiar el efecto de la crianza versus el efecto de la genética en el desarrollo de estas personas separadas al nacer.

Embed from Getty Images

Este cruel científico luego vigiló las vidas de los trillizos manteniendo engañadas a sus respectivas familias. Esto desencadenó problemas legales que no llegaron a nada y probablemente desencadenó la depresión de uno de los hermanos, Eddy Galland, quien se suicidó a los 33 años de edad.

Embed from Getty Images

Y como era de esperarse, era solo cuestión de tiempo para que algún director asumiera el reto de llevar esta historia a las pantallas. El director Tim Wardle lanzó recientemente un documental que narra este extraño caso de los "tres extraños idénticos". El documental fue pre-estrenado en el Sundance Film Festival y ha recibido comentarios muy positivos.

Y es que no caben dudas, la realidad le volvió a ganar a las más alocadas ficciones.

Fuentes: The Sun, Oddity Central

QUIZÁ TE INTERESE: Un pediatra que trata a enfermos terminales compartió lo más hermoso que ha escuchado de sus pacientes

Recomendamos