ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Un maestro contó que su suegro había fallecido sin saber que una de sus alumnas haría lo más hermoso

Date February 28, 2018 17:04

Un maestro de sexto grado de primaria en el estado de Alabama, Estados Unidos, tuvo una experiencia conmovedora que seguramente no olvidará nunca en su vida. Su nombre es Price Lawrence y da clases en una escuela primaria de Huntsville, en el mencionado estado.

Un día cualquiera, el maestro llegó a su clase como de costumbre, pero los alumnos notaron que él estaba un poco distraído. Le preguntaron qué le pasaba y él respondió que su suegro había fallecido el fin de semana pasado y que él estaba preocupado por su esposa. Todos los alumnos le dieron sus condolencias y palabras de respeto, pero hubo una niña que hizo algo especial e inolvidable.

La niña le puso en la mano del profesor una pequeña nota que decía:

Lo siento, Sr. Lawrence.

QUIZÁ TE INTERESE: El mejor regalo para los ancianos con demencia y Alzheimer: cachorros y bebés de juguete

Junto a la nota, la chica le dio unas cuantas monedas y le dijo muy tiernamente:

Esto es para tu esposa. Sé que fue muy caro cuando mi papá murió y realmente no quería helado hoy.

Es totalmente seguro que Price y su esposa se sintieron reconfortados por el gran amor, sencillez, inocencia y amabilidad de esta pequeña niña.

La publicación del maestro ha sido compartida más de 280 mil veces en Facebook y mirando un poco más su cuenta, es posible notar que él parece ser un docente muy divertido, que se encarga de tener una magnífica relación con sus estudiantes. Maestros como él son los que forman ciudadanos de bien para el futuro.

Sobre su profesión el mismo Price dejó todo muy claro en una de sus publicaciones:

Por suerte, hay días que hacen que todo valga la pena.

Nosotros decimos algo similar: por suerte sigue habiendo profesores como Price y alumnas como la que le donó a su maestro el dinero de su helado.

Fuente: WTKR

QUIZÁ TE INTERESE: Madre española enseña valores a sus hijos con un poema mientras lucha por su vida contra el cáncer de mama