¿La mejor forma de limpiar la esponja de maquillaje? Fácil, al microondas

April 9, 2018 18:49 By Fabiosa

Hay un "ancestral" truco de abuelitas para limpiar la esponja de lavar los platos que todo el mundo se sabe: meterla en el microondas. Ahora bien, las esponjas de maquillaje llevan ya varios años muy de moda y siendo ámpliamente utilizadas por las mujeres de todo el mundo; su consistencia es muy diferente a la de una típica esponja de lavar platos, pero, ¿será que esta también se puede limpiar en un microondas?

Primero, lo primero: una dermatóloga afirmó que poner la esponja de maquillar en el microondas es una versión "supercargada" de simplemente lavarla con agua y jabón. El microondas es capaz de eliminar a la mayoría de los microorganismos, lo cual es algo muy positivo, aunque si esta técnica no se hace bien, la esponja de maquillaje puede dañarse rápidamente.

QUIZÁ TE INTERESE: 15 trucos simples pero efectivos con bicarbonato de sodio que sirven para la belleza y el hogar

La forma adecuada de colocar la esponja de maquillaje en el microondas, requiere un poco más de "elaboración" a simplemente meterla en el aparato y ponerlo a funcionar. Lo primero que hay que hacer, es llenar una vasija (que se pueda meter en el microondas, ¡claro!) con agua, un poco de jabón suave y sumergir completamente la esponja, asegurándose que quede totalmente llena de agua.

Luego, se pone a funcionar el microondas solamente por un minuto. No es necesario dejar a la esponja en el microondas por más tiempo, pues las fibras pueden deteriorarse y acortar la vida útil de la esponja. Una vez que la vasija, el agua y la esponja se enfríen, simplemente se quita el jabón y listo: esponja como nueva.

Parece un chiste, pero es una técnica recomendada por los dermatólogos que dejará a la esponja de maquillajes lista y a la espera de la siguiente sesión de maquillaje, la cual de seguro te hará lucir espectacular.

Fuente: Cosmopolitan

QUIZÁ TE INTERESE: 5 trucos de maquillaje para resaltar los ojos y lograr que se vean más grandes


Este artículo tiene fines informativos únicamente. Antes de utilizar la información proporcionada anteriormente, consulte a un especialista certificado. El uso de la información descrita anteriormente puede ser perjudicial para la salud. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no asume ninguna responsabilidad por los daños u otras consecuencias derivadas del uso de la información proporcionada con anterioridad.