5 consejos dorados si quieres llegar en buena forma a la tercera edad

Estilo de vida y tendencias

July 19, 2017 17:26 By Fabiosa

El Doctor Shigeaki Hinohara, un japonés de 104 años, es una de las figuras emblemáticas de un movimiento que viene cobrando cada vez más fuerza en el mundo. Tiene más de 100 libros publicados y asegura que se pueden vivir muchos años y no sólo eso, se puede vivir más que bien. Su título "Vivir mucho, vivir bien" vendió casi 2 millones de copias en todo el mundo y aquí te lo sintetizamos para que conozcas todos sus secretos.

Ljupco Smokovski / shutterstock.com

1. Todas las personas que alcanzaron una vejez digna, sin importar su nacionalidad, raza o género, lograron mantener su peso bajo control.

Comer es uno de los placeres más grandes de la vida, sin embargo, la desmesura nos arrebata nuestra propia humanidad. Perdernos en medio de nuestros placeres conlleva eventualmente a experimentar problemas psicológicos y físicos.

2. Siempre ten un plan por adelantado

Es importante ser flexible, pero un propósito en la vida siempre nos orienta y le da sentido a nuestras acciones. El plan puede ser algo tan simple como cultivar nuestro jardín o algo tan complejo como escribir nuestra tesis de doctorado.

dotshock / shutterstock.com

3. Comparte lo que sabes

Lo creas o no comunicarte con otros mantiene vivo tu cerebro. Cuando le abres la puerta de tu intelecto y tu corazón a otros seres humanos, el mayor beneficiado siempre serás tú mismo.

Esta historia posiblemente te interese también: 81 años de casados, 110 bisnietos y se aman como si fueran unos adolescentes enamorados

4. Cuando un doctor te recomiende una cirugía, siempre pregúntale si le daría el mismo consejo a su hijo o cónyuge

Humanizar la perspectiva del médico puede ayudarnos a evitar dolor innecesario. A veces nuestro cuerpo puede tolerar algunos problemas propios de la edad, pero no una intervención para corregir lo inevitable.

oneinchpunch / shutterstock.com

5. Vive con lo necesario

A todos nos gusta acumular cosas, pero en la medida en que nos permitamos vivir con menos, nuestras preocupaciones disminuirán también. El peso emocional de los objetos recae directamente sobre el cuerpo y el alma.