PSICOLOGÍA

Estos alimentos incrementan la producción de leche durante la lactancia… ¡Saberlo ayuda mucho!

Date July 24, 2017 12:03

Es difícil para una madre saber si está produciendo suficiente leche durante la lactancia. El mejor indicio de que estás produciendo suficiente leche es que tu bebé está engordando y creciendo de forma saludable. Es normal que un recién nacido pierda peso en los primeros días, pero luego empieza a engordar de nuevo entre tres y cinco días después del nacimiento. Los bebés suelen volver a su peso cuando cumplen 14 días de vida.

Claro que hay otras señales de que tu bebé está recibiendo suficiente leche: la lactancia materna se siente cómoda e indolora, el recién nacido se alimenta por lo menos seis a ocho veces al día y está contento después de un alimento, tus senos se sienten más vacíos y más suaves después de los alimentos, puedes ver y oír a tu bebé tragar mientras se está alimentando. Hay situaciones en las cuales la lactancia materna puede ser incómoda y dolorosa, aunque se produzca suficiente cantidad de leche.

Amamantar a tu bebé con frecuencia y bajo demanda es importante para ayudarle a establecer y mantener un buen suministro de leche. Si tu recién nacido está muy soñoliento, puede que tengas que despertarlo y animarle suavemente a que se alimente con más frecuencia. Esto estimulará tus pechos para producir más leche. Tu cuerpo adapta la producción de leche a la cantidad que se demanda. Así que si comienzas a complementar tu leche con fórmula u otros suplementos, tu suministro de leche se reducirá.

Lesterman/Shutterstock.com

Puedes leer este artículo: La leche materna no sólo nutre a tu bebé, también podría ser un poderoso tratamiento contra el cáncer

Existe una creencia común de que ciertos alimentos pueden ayudar a aumentar la producción de leche materna. La verdad es que hay muy poca investigación en este campo y a menudo no es lo suficientemente confiable como para ser concluyente. Aquí está una lista de los alimentos que comúnmente se considera que ayudan con la producción de leche materna y lo que sabemos acerca de su eficacia.

Fenogreco

MAHATHIR MOHD YASIN/Shutterstock.com

El fenogreco es un miembro de la misma familia de planta que los cacahuates, garbanzos y soja. Si eres alérgico a cualquiera de estos alimentos, también puedes tener una reacción alérgica hacia el té o semillas de fenogreco.

Semillas de hinojo

Las semillas de hinojo son otro remedio tradicional para aumentar el suministro de leche. También se les da a las nuevas mamás para ayudar a prevenir gases y cólicos en el bebé. La lógica es que como las semillas de hinojo son utilizados por los adultos para aliviar los trastornos del estómago y ayudar a la digestión, los beneficios del hinojo se pueden pasar al bebé a través de la leche materna. No hay ninguna investigación para respaldar cualquiera de estas creencias, pero muchas madres sienten que las semillas de hinojo han ayudado a ellos o su bebé.

Ajo

Marian Weyo/Shutterstock.com

Entre sus muchas propiedades curativas, como beneficiar al sistema inmunológico y prevenir enfermedades del corazón, se dice que el ajo ayuda a aumentar la oferta de leche materna. Sin embargo, no hay mucha investigación para respaldar esto. Si comes mucho ajo, puedes afectar el sabor y el olor de tu leche materna. Un pequeño estudio encontró que los bebés de madres que comían ajo tendían a alimentarse durante más tiempo, lo que sugiere que a los bebés les puede gustar el sabor del ajo en la leche materna. Sin embargo, el estudio fue demasiado pequeño para sacar conclusiones significativas.

Hortalizas de hoja verde

Las verduras como la espinaca, hojas de mostaza o cuarto de cordero son una excelente fuente de minerales como hierro, calcio, fosfato y vitaminas como betacaroteno y riboflavina. También se cree que mejoran la lactancia. Se recomienda a las mujeres que amamantan comer diariamente una o dos porciones de verduras de hoja verde.

Semillas de comino

Marian Weyo/Shutterstock.com

Además de estimular el suministro de leche, se dice que las semillas de comino mejoran la digestión y alivian el estreñimiento, la acidez y la hinchazón. Las semillas de comino son una parte integral de muchos platos indios y son una fuente de calcio y riboflavina (una vitamina B). Podrías asarlas y añadirlas a tus bocadillos.

Semillas de sésamo (ajonjolí)

Las semillas de sésamo son una fuente no láctea de calcio. El calcio es un nutriente importante para las madres que amamantan. Es importante para el desarrollo de su bebé, así como para su propia salud.

Calabaza

Chamille White/Shutterstock.com

Las verduras de la familia de la calabaza se utilizan tradicionalmente para mejorar el abastecimiento de la leche. No sólo son bajas en calorías y nutritivas, sino también son fáciles de digerir.

Legumbres

Las lentejas rojas no sólo pueden mejorar el suministro de leche, sino también son una fuente de proteínas, hierro y fibra.

Frutos secos

Yulia Furman/Shutterstock.com

Se cree que las almendras y los anacardos aumentan la producción de leche materna. Son ricos en calorías, vitaminas y minerales, proporcionando energía y nutrientes. Son un excelente aperitivo y están fácilmente disponibles. Podrías mezclarlos con leche para hacer deliciosa leche de almendra.

También puedes leer esto: Una mujer puede experimentar problemas con ESTOS 7 órganos tras haber dado a luz

Avena

Es una gran fuente de hierro, de calcio, fibra y de vitaminas B, y son populares. La avena también ayuda a aliviar la ansiedad y la depresión. Se consume en hojuelas y puedes optar por agregar nueces, leche, especias o frutas para mejorar el valor nutricional.

Ferumov/Shutterstock.com

Además debes seguir una dieta saludable y variada después del embarazo. Esto te proporcionará la mayoría de los nutrientes que su cuerpo y bebé necesitan. Sin embargo, se aconseja a las mujeres lactantes tomar suplementos diarios de hierro, ácido fólico, vitamina B y calcio. Tu médico te aconsejará sobre los suplementos que necesitas después de examinar tu dieta y te dirá la dosis correcta. Los masajes suaves en el pecho también pueden ayudar, sin embargo debes tener cuidado de no presionar mucho para no dañar los conductos.


Es importante aclarar que TODA la información contenida en Perfecto Gurú tiene un fin INFORMATIVO exclusivamente, y que en ningún momento debe ser considerada como asesoramiento, diagnóstico o tratamiento médico profesional. Nunca deje de buscar asesoramiento médico, no ignore el consejo médico, ni demore en buscar asistencia médica por algo que haya leído en este Sitio.