Perdieron un bebé y él debía volver al ejército, pero antes, ella le dio la sorpresa de su vida

Familia y niños

February 15, 2018 17:10 By Fabiosa

Lindsay y Ben se casaron en julio del 2016 en Pittsburgh, Estados Unidos. Cinco días después de su boda, se mudaron a Anchorage, Alaska, pues allá es donde Ben hace sus labores para la armada. No pasó mucho tiempo para que comenzaran a planear tener hijos y en febrero de 2017 se llevaron una gran sorpresa... ¡Ella estaba embarazada!

Su emoción era gigante pues recibirían a su primer hijo, pero desafortunadamente el 5 de abril, luego de 9 semanas de embarazo, Lindsay sufrió un aborto espontáneo.

Justo cuando sucedió ese desafortunado evento, a Ben le avisaron que tenía que irse un año a Afghanistán. Sabían que se separarían mucho tiempo y que en septiembre se iría, por lo que intentaron volver a quedar embarazados, pero no tenían éxito y la fecha de su partida se acercaba cada día más; estaban devastados.

Cuando llegó agosto, decidieron organizar una sesión de fotos y pasarla bien, la sorpresa vino cuando tres días antes de la sesión de fotos, la prueba de embarazo ¡finalmente dio positiva!

Inmediatamente, Lindsay le envió un email al fotógrafo y decidieron sorprender a Ben durante la sesión de fotos. Así, Lindsay sostendría un cartel que decía "Tendremos un bebé" en una de las fotos para darle la noticia al soldado:

Sentí que fueron los 3 días más largos de mi vida, escondiendo el secreto a Ben, pero sabía que valdría la pena hacerlo.

El día llegó y sí, Ben estaba en shock con la noticia. Pronto la realidad los bajó de la nube, Lindsay estaría embarazada mientras Ben viviría en Afghanistán.

Quizá te interese: Perdieron a sus dos hijos en un trágico accidente...Ahora la vida les ha dado una segunda oportunidad

Decidimos que lo mejor era que me mudara a Pittsburgh para que estuviera acompañada por mi familia en lugar de quedarme sola en Alaska.

Afortunadamente, Ben pudo hacer video llamadas en cada cita al médico de Lindsay y así fue como juntos descubrieron que esperaban a una pequeña niña.

Ahora, con seis meses de embarazo, Ben planea regresar a casa a tiempo para el parto. Ellos esperan que su bebé decida nacer cuando papá esté en casa, pero de cualquier forma, todo este proceso ha sido un regalo para ellos, el más grande de sus vidas después de haber perdido a su primer bebé.

Fuente: lovewhatmatters

Quizá te interese: El día de su boda, reservó un asiento para su padre a pesar de que ya había fallecido 2 años atrás