La hernia discal es una condición muy dolorosa, conoce los síntomas, las causas y cuándo acudir al médico

Estilo de vida y tendencias

March 19, 2018 20:12 By Fabiosa

La columna vertebral está hecha de una serie de huesos (vértebras) apiladas unas sobre otras. De arriba a abajo, la columna tiene siete huesos en las cervicales, 12 en la espina toráxica y 5 en la espina lumbar, seguidas del sacro y el coxis en la base. Estos huesos son amortiguados por discos. Los discos protegen a los huesos absorbiendo las sacudidas de las actividades diarias como caminar, levantar cosas o dar giros.

Cada disco tiene dos partes: una, suave y gelatinosa por dentro, y otra, dura por fuera. Una lesión o debilidad puede causar que la parte de adentro del disco se salga. A esto se le llama 'hernia de disco' y puede causar mucho dolor e incomodidad.

TB studio / Shutterstock.com

Si la heria discal presiona uno de los nervios de la espina, además puedes presentar entumecimiento y dolor en el área afectada. Cuando es más severo, es probable que requieras cirugía para que se remueva o repare el disco dañado.

Síntomas.

chombosan / Shutterstock.com

Se puede presentar una hernia de disco en cualquier parte de la espina, desde el cuello hasta la espalda baja. La espalda baja es una de las áreas más comunes en las que ésto sucede. Tu columna vertebral es una red de nervios y vasos sanguíneos. Una hernia de disco puede agregar presión adicional en los nervios y en los músculos alrededor de ella.

Éstos son los síntomas:

-  dolor y entumecimiento, sobre todo en un solo lado del cuerpo;

- dolor que se extiende a los brazos o piernas;

- dolor más intenso en la noche o con ciertos movimientos;

- dolor que empeora al estar parado o sentado;

- inexplicable debilidad muscular;

- picazón o sensación de ardor en el área afectada.

Los tipos de dolor pueden variar de persona a persona. Acude al doctor si el dolor resulta en entumecimiento o cosquilleo, o bien si afecta el control sobre tus músculos.

Quizá te interese: Esta posición de yoga es lo que buscabas para aliviar dolores de espalda y el estrés por el trabajo

Causas.

RomarioIen / Shutterstock.com

Una 'hernia discal' ocurre cuando la parte de adentro del disco se sale. Esto puede suceder con el paso del tiempo, aunque algunos movimientos también lo pueden causar. El disco puede salirse de su lugar al hacer un giro o al agacharse a levantar un objeto. También sucede cuando cargas algo pesado. Si tienes un trabajo que te demande hacer este tipo de actividades, el riesgo a que te pase incrementa.

El sobrepeso también es un factor de riesgo, ya que los discos deben soportar peso adicional. La debilidad muscular y el sedentarismo contribuyen al desarrollo de una hernia discal. Conforme vamos creciendo, somos más propensos a presentar esta condición. Esto es porque los discos comienzan a perder el agua protectora que contienen. Como resultado, se pueden salir más fácil de su lugar. Es más común en hombres que en mujeres.

Diagnóstico.

ESB Professional / Shutterstock.com

El médico primero realizará un examen físico. Buscarán la fuente del dolor y la incomodidad. Esto incluye un chequeo de la función de los nervios y de la fuerza muscular, lo más probable es que en cuanto te toquen el área afectada, sientas mucho dolor. El doctor también te preguntará sobre tu historial médico y los síntomas.

Las radiografías también ayudarán al médico a tener una mejor visión de tus huesos y músculos y así a identificar las áreas dañadas.

Tratamiento.

Los tratamientos para una hernia discal van desde medicamentos hasta cirugía. El tratamiento depende del nivel de dolor que estés experimentando y qué tanto se ha salido el disco de su lugar.

La mayoría de personas pueden aliviarse haciendo una serie de ejercicios y estiramientos. Un fisioterapista puede ser un gran apoyo.

namtipStudio / Shutterstock.com

Es necesario evitar cargar objetos pesados y posiciones que puedan lastimarte más.

Si el dolor persiste y no respondes a los tratamientos anteriores, serán necesarios medicamentos como relajantes musculares, antiinflamatorios y calmantes para el dolor.

El doctor puede recomendar una cirugía si los síntomas no desaparecen en un lapso de seis semanas o bien si la hernia discal ya está afectando el funcionamiento de los músculos. El cirujano removerá la parte dañada o retirará una porción del disco.

Los dolores y malestares en la columna no deben tomarse a la ligera, recordemos que desde los pies hasta el cuello todo está conectado y al sentir una molestia, lo mejor siempre es acudir a una revisión. Recordemos el dicho: "más vale prevenir que lamentar".

Fuente: Healthline

Quizá te interese: 7 sencillos consejos para reducir el dolor de espalda, sin tener que salir de casa


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.