ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

4 sencillos ejercicios para fortalecer las piernas y llenarse de energía

Date August 15, 2017 16:38

Sabemos lo complicado que puede ser hacer ejercicio, quizás tenemos un trabajo muy exigente y debamos estar todo el día en el escritorio, lo cual nos agotará lo suficiente como para que deseemos ir al gimnasio o hacer ejercicio en nuestra sala.

El problema es que estar sentada todo el día puede ser muy peligroso. Según varias investigaciones este tipo de rutina tiene vinculación con enfermedades como la diabetes y la demencia. Pero no hay de qué preocuparse, estos sencillos ejercicios de pilates nos toman solamente 5 minutos y nos llenarán de energía y tranquilidad.

Intenta hacer cada movimiento por 1 minuto y te puedes tomar 20 segundos de descanso y respiración.

1. Giro de cadera

Siéntate con las piernas estiradas frente a ti y extiende tus brazos a los costados.

Haz una rotación de tu espina desde tu cadera hasta tu cabeza hacia un lado y empuja hacia ese lado 3 veces.

Regresa a la posición original y repite lo mismo pero hacia el otro lado.

2. Tijeras

Acuéstate boca arriba y extiende tus piernas apuntando hacia el cielo.

Toma una de tus piernas con tus manos y deja bajar la segunda pierna a 45° del piso.

Empuja tu cabeza y cuello hacia tu torso al mismo tiempo que suavemente empujas tu pierna alzada hacia tu cabeza.

Haz este empuje dos veces y cambia de pierna. Lo importante es mantener siempre la fuerza en el abdomen.

Te recomendamos también el siguiente artículo: No debes ir al gimnasio para verte mejor ¡Haz ejercicio mientras ves tu serie favorita!

3. Sierra cruzada

Colócate en la posición del giro de cadera y en vez de girar el torso hacia un extremo, lo girarás de forma que tu brazo toque el pie opuesto.

Regresa a la posición original y repite lo mismo pero con el brazo contrario.

Lo mejor es hacer estos movimientos continuos pero no muy rápidos ni aplicando demasiada fuerza. Es importante que la pelvis siempre se mantenga en su lugar.

4. La sirena

Siéntate en forma de Z: dobla una pierna en frente de ti y la otra dóblala hacia atrás. Si esta posición te resulta muy dolorosa, simplemente extiende ambas piernas en frente de ti.

Extiende lateralmente un brazo y estíralo hacia arriba y en dirección al brazo opuesto. El punto es estirar todo el torso.

Regresa a la posición inicial y haz lo mismo con el otro brazo.

Para estos ejercicios no necesitas ninguna clase de equipo ni nada en especial. Simplemente inténtalos y verás que sentirás una gran diferencia en tu estado de ánimo, tu energía y, eventualmente, en tu salud.


Este artículo tiene fines informativos únicamente. Antes de utilizar la información proporcionada anteriormente, consulte a un especialista certificado. El uso de la información descrita anteriormente puede ser perjudicial para la salud. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no asume ninguna responsabilidad por los daños u otras consecuencias derivadas del uso de la información proporcionada con anterioridad.