Hollywood no quiere mujeres sino muñecas, y Joan Collins tiene una fuerte confesión que hacer al respecto

Estilo de vida y tendencias

October 5, 2017 01:03 By Fabiosa

Hollywood no quiere mujeres: quiere muñecas producidas para una industria que explota la belleza, la juventud y la inocencia. Para nadie es un secreto que el exceso de peso es censurable por la industria más exitosa del cine. La calidad actoral no depende solo de la interpretación, sino del peso que marque la báscula. Las actrices son obligadas a llevar una dieta extrema y una rutina de ejercicio cruel, que pueden atentan no solo contra su salud física, sino mental y emocional.

Te recomendamos: Jennifer Aniston revela la cruda realidad de las mujeres en Hollywood: “envejecer es lo peor que te puede pasar”

gettyimages

Dame Joan Henrietta Collins reveló recientemente la presión bajo la que vivió para insertarse en Hollywood. Cuando la joven Dame Joan llegó a Estados Unidos tenía apenas 20 años. Estaba ilusionada con la actuación y soñaba con quistar a todos a través de la gran pantalla. Pero Joan se enfrentó a un gran impedimento.

Cuando llegué allí pesaba 57 kilos y el estudio me dijo: Estás demasiado gorda, tienes que perder peso

Así aseguró Dame Joan recordando su inicio en la industria.

También puedes leer: Hollywood deja estos 10 consejos de belleza para lucir impecables como sus estrellas más bellas

gettyimages

Para ser actriz en Hollywood debes ajustarte a un modelo de mujer “exitoso”. Si no cumples con este patrón, simplemente no le sirves a la industria. Por tanto, Dame Joan accedió a entrar al mercado para competir. ¿Qué debía hacer? Someterse a una rigurosa dieta.

Los representantes le dieron unas pastillas para adelgazar. La chica comenzó a tomarlas. Toda su ciclo se vio trastornado. Pronto comenzó a sentirse mal. Fue un amigo quien le advirtió sobre el contenido y los efectos de las pastillas.

gettyimages

Se trataba de Dexedrine, un compuesto que actúa como estimulante del sistema nervioso central. El Dexedrine se indica en pacientes con hiperactividad o déficit de actividad.

gettyimages

A pesar de los años que han transcurrido, la actriz aún recuerda el sufrimiento que le causaron las pastillas para adelgazar. No solo por lo que pudieron ocasionarle a su salud, sino por las afecciones emocionales y psicológicas que le desencadenaron.

Denunciar este tipo de práctica es una manera de visibilizar la presión a la que se someten las actrices en Hollywood.

Fuente: dailymail