ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

La isla de Cerdeña: otra “Zona Azul” que tiene muchos habitantes de más de 100 años sanos y activos

Date November 27, 2017 16:01

Ser personas longevas es un deseo que tenemos casi todos los seres humanos. Vivir muchos años es todo un reto y hacerlo con salud es una tarea mucho más difícil. Sin embargo, para las personas originarias de la Isla de Cerdeña, en Italia, eso parece tan sencillo que podríamos creer que es una cuestión genética.

Cerdeña fue la primera región estudiada como una de las Zonas Azules, debido a que albergaba la población de hombres de más de 100 años más grande del mundo. Esta isla se encuentra ubicada en el Mar Mediterráneo y su difícil accesibilidad ha sido causa de estudio, incluso, de la genética de su población, que ha permanecido prácticamente aislada del resto del mundo.

En el año 2015, en las zonas de montaña de la isla, vivían alrededor de 21 hombres de más de 100 años, en una población que oscilaba sobre los 10 mil habitantes. Esta proporción es muy elevada, teniendo en cuenta que, por ejemplo, en los países americanos, solamente existen 4 hombres de más de 100 años, por cada 10 mil habitantes. Esto se vuelve mucho más importante cuando vemos que a nivel de nuestro planeta, los hombres tienen una esperanza de vida mucho más baja que la de las mujeres.

Sin embargo, las cuestiones por las cuales estos italianos viven tantos años van más allá de su aislamiento genético y cultural. Radica básicamente en los hábitos de la alimentación, en factores socioculturales y en los valores familiares que han desarrollado.

Dieta mediterránea de Cerdeña.

Si bien no podemos decir que la longevidad se base solamente en el régimen de alimentación que llevemos, sí es un factor muy influyente en esta cuestión. Los sardos han llevado una dieta muy específica, basada fundamentalmente en estos 6 alimentos:

1. Leche de cabras y ovejas. Según investigaciones recientes, la leche de estos dos mamíferos es mucho más saludable que la de las vacas. Estos dos tipos de productos lácteos pueden contribuir a reducir el colesterol malo (LDL); pueden evitar el padecimiento de inflamaciones, cáncer de colon y enfermedades cardiovasculares; previenen el riesgo de fracturas óseas; y ayudan a fortalecer el sistema inmunológico.

2. Granos. Las habas y los garbanzos representan un importante componente de la dieta de los habitantes de Cerdeña, pues aportan la mayor cantidad de fibra y proteínas que ingieren. Estos alimentos han sido reconocidos como uno de los más importantes para la longevidad de esta población.

3. Hinojo. Esta planta herbácea es empleada en varias formas en las recetas típicas de la isla. El bulbo se consume como vegetal y las semillas como especia para la cocina. Es un alimento rico en fibra y vitaminas A, B y C, y actúa como diurético y ayuda a mantener niveles admisibles en la presión sanguínea.

4. Almendras. Este es uno de los alimentos más presentes en los platos principales y postres de Cerdeña. A ellas se les atribuye el incremento de colesterol bueno (HDL) y el decrecimiento de la presión sistólica de los sardos.

5. Cebada. Generalmente la consumen como harina molida para hacer pan o en las sopas. Los carbohidratos que contiene la cebada son de rápida y fácil absorción, por lo cual es menos dañina que el trigo. Ésto favorece la salud del páncreas e hígado de sus consumidores.

6. Pan plano. Es un pan típico de esta región, es plano y seco. Es rico en proteínas, carbohidratos complejos y bajo en gluten, por lo que evita que puedan subir los niveles de glucosa.

Quizá te interese: ¿Conoces tu potencial de longevidad? Estos ejercicios sencillos te darán una idea

Para los sardos la ingestión de carnes está reservada para ocasiones especiales o los fines de semana. Además, las frutas y vegetales que consumen son cosecha de sus propios huertos.

Mantienen una vida activa y fomentan la risa.

Unas de las cuestiones más características de los sardos es que diariamente tienen que realizar grandes caminatas para el pastoreo. Ésto se refleja en la salud de sus huesos y músculos y de su sistema cardiovascular. Además, como filosofía de vida incluyen la risa como una terapia diaria. Esta población ha sido identificada por un "humor sardo". La risa disminuye los niveles de estrés y el riesgo de enfermedades cardiovasculares y además incentiva y consolida las relaciones interpersonales.

Distribuyen el trabajo.

Para las familias sardas el trabajo no es un problema y las mujeres no solo se dedican a las tareas del hogar. Si bien el pastoreo se ha mantenido como una labor de hombres, las mujeres han asumido el rol de administradoras de las finanzas de las casas. Una de las teorías principales de por qué los hombres sardos tienen una esperanza de vida mayor a los de otras regiones, e incluso, muy cercana a la de las mujeres, se sustenta en este trabajo financiero que asumen las mujeres.

Fomentan los valores familiares.

Para los sardos la familia es el eje principal de sus vidas y un pilar fundamental para alcanzar tranquilidad, estabilidad y seguridad. Además, los ancianos son muy valorados y cuidados. Ellos son considerados una fuente de sabiduría y constituyen la continuidad y perpetuación de sus principales tradiciones. Incluso los más ancianos son muy importantes en la formación y cuidado de los niños.

Una vez más podemos confirmar que la longevidad está compuesta por diversas categorías, que rebasan los límites de un simple hábito alimentario. Intervienen muchos factores socio culturales que hacen de cada una de las "Zonas Azules" casos importantes que debemos conocer. En próximos artículos veremos el estilo de vida de otra "Zona Azul".

Quizá te interese:

Esta señora cumplió 109 años y ahora revela su secreto para la longevidad


Es importante aclarar que toda la información contenida en Fabiosa Español tiene un fin informativo exclusivamente, y que en ningún momento debe ser considerada como asesoramiento, diagnóstico o tratamiento médico profesional. Nunca deje de buscar asesoramiento médico, no ignore el consejo médico, ni demore en buscar asistencia médica por algo que haya leído en este sitio.