ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

En Icaria envejecer no da miedo, pues los ancianos gozan de buena salud y tienen una elevada esperanza de vida

Date November 24, 2017 16:32

¿Cómo iban a pensar los migrantes que llegaron a Icaria, Grecia, hace más de 25 siglos atrás, que serían los ancestros de una de las poblaciones más longevas del siglo XXI? Esta pequeña isla, que se encuentra casi aislada en el mar Egeo y cuya población no sobrepasa a los 10 mil habitantes, está considerada como una de las cinco zonas azules.

Precisamente, el hecho de estar aislada, es uno de los factores que se considera les ha permitido evadir los patrones sociales, culturales y de consumo del mundo contemporáneo. Ellos no han perdido sus costumbres y hábitos ancestrales.

Los datos demográficos de Icaria, hicieron que, en el 2008, los investigadores de las zonas azules pusieran sus ojos sobre ella y comenzaran los estudios. Luego de un largo período de pruebas y encuestas, para determinar las capacidades físicas y mentales de los ancianos y caracterizar su estilo de vida, se determinó que, efectivamente, era uno de los 5 grupos de poblacionales más longevos del mundo. En Icaria, 1 de cada 3 habitantes llegan a los 100 años de vida.

Dormir cuando el cuerpo te lo pide es vital.

Para los habitantes de Icaria el sueño es inviolable. Si bien ellos no se acuestan temprano, tampoco tienen prisa por levantarse. Según algunos nativos, hay que hacerle caso al reloj biológico del cuerpo, él te avisa cuando es momento de ponerse en pie.

Además, la siesta es un aspecto fundamental. Luego del almuerzo, siempre que se puede, los habitantes de Icaria se dejan caer en los brazos de Morfeo. Las investigaciones médicas en la isla han asociado las siestas ocasionales con la reducción de un 12% de riesgo de padecer enfermedades cardíacas, como la arterioesclerosis coronaria. Como si fuera poco, este riesgo decrece hasta el 37% si las siestas son regulares.

Seguirle la corriente al paso del tiempo es dañino.

En Icaria prácticamente no vamos a encontrar relojes. Cada habitante de la isla distribuye sus tiempos como lo requiera. Ellos han aprendido que no prestarle atención al tiempo puede ayudarlos con su salud. De hecho, algunos científicos que han estudiado esta zona azul han relacionado esta cuestión con la reducción del estrés y una menor probabilidad de padecer arrugas.

La actividad física y el trabajo son fundamentales.

Para los habitantes de Icaria, el trabajo comienza en el hogar y aun cuando están bien ancianos siguen manteniéndose activos. Ellos,son responsables por sus propios huertos y animales de corral. Desde que despiertan comienzan a cuidar sus cosechas y a pastorear a sus cabras, las llevan a la montaña, las ordeñan y alimentan.

Según las investigaciones que han realizado en la isla, sus habitantes caminan diariamente alrededor de 20 colinas. Y esto tiene un gran sentido, pues Icaria no cuenta con muchas de las condiciones de las urbanizaciones actuales. De hecho, prácticamente no ha crecido en superficie. Por ello, es fácil llegar caminando a cualquier lugar.

Los bienes materiales no están en su lista de prioridades y preocupaciones.

Si bien los habitantes de Icaria son muy dedicados al trabajo y se esfuerzan por garantizar su alimentación diaria, para ellos el resto de las cuestiones no constituyen preocupaciones. De hecho, es uno de los sitios con mayor tasa de desempleo en Grecia. Ellos han aprendido a ser autosuficientes y están felices con tener alimento para llevar a su boca. Además, tienen a sus familiares y vecinos, su sentido de la comunidad los hace sentirse apoyados, aun cuando están desempleados.

Ellos visten sencillo y sus casas no son lujosas, sin embargo, la mayoría de las personas que visita la isla afirma haber sentido una gran satisfacción con las atenciones que han recibido de sus habitantes. Los nativos de Icaria siempre son serviciales.

Ellos no creen en exclusiones, su sentido de comunidad está por encima de todo.

Las personas nativas de Icaria están acostumbradas, desde tiempos ancestrales, a ser autosuficientes. Los vecinos se reúnen para todo. Pueden visitarse para ayudar en un trabajo determinado, para almorzar, para conversar, incluso, para reír. Cuando se acercan las festividades, ninguno está demasiado preocupado por el dinero, pues saben que pueden juntar su dinero y compartir entre todos. Nadie se queda desprovisto.

QUIZÁ TE INTERESE: Okinawa: la isla japonesa donde más de 50 mil personas superan en la actualidad los 100 años de vida

De hecho, tienen una de las tasas de delincuencia más bajas del mundo. En parte ésto lo atribuyen a ese inmenso sentido de comunidad. Para ellos no existe una palabra que describa la privacidad. Y aunque para muchos de nosotros ésto pudiera parecer un problema, ellos están muy satisfechos con esa cuestión. La gente de Icaria se conoce, saben lo que hacen y lo que no, y eso, según sus habitantes, ayuda a incentivar la confianza y seguridad entre los nativos.

Emplean las yerbas silvestres y de sus huertos para preparar infusiones.

En Icaria han identificado más de 150 especies de verduras y yerbas silvestres. Los habitantes de la isla están acostumbrados a preparar infusiones de todo tipo de hierbas. Las que nunca faltan son la mejorana silvestre, la menta, el romero y el diente de león.

Una farmacóloga que investigó también esta zona azul, descubrió que las plantas que usan son ricas en polifenoles, por lo cual tienen propiedades antioxidantes y también poseen funciones diuréticas. De las más consumidas identificaron los siguientes beneficios:

1. La menta: es buena para los trastornos gastrointestinales.

2. El romero: es eficiente para tratar los malestares de la gota.

3. La artemisa: ayuda para el correcto funcionamiento del sistema circulatorio.

La dieta y los hábitos de alimentación son fundamentales para la salud.

Para los habitantes de Icaria, no solo es importante lo que comes, sino cómo lo comes. Para ellos es fundamental sentarse a comer con tranquilidad, alejar los pensamientos inútiles y las prisas y disfrutar de los alimentos. Además, comen en familia y hacen de ese momento un hecho social, motivo de disfrute para todos.

Por otra parte, evitan comer alimentos procesados. Las verduras, los vegetales y algunos tubérculos los cosechan en sus huertos, por lo que tienen muy bajo contenido de pesticidas y fertilizantes. Las cabras que crían son la fuente de la leche que consumen, y a partir de la cual también elaboran sus quesos. Entre los principales componentes de su dieta se encuentran los siguientes:

1. Leche de cabra.

2. Frijoles, fundamentalmente garbanzos y lentejas.

3. Papas.

4. Verduras y hortalizas de temporada.

5. Aceite de oliva.

6. Miel.

7. Café e infusiones naturales.

Además, consumen pocas carnes, mayormente la de cerdo. Esto ocurre fundamentalmente en festividades. Algunas investigaciones han asociado la baja ingesta de las grasas saturadas de las carnes con un mejor funcionamiento del sistema cardiovascular y menor riesgo de enfermedades cardíacas.

Como podemos ver, una vida sana para vivir muchos años, es resultado de varios factores de nuestro estilo de vida. Sin embargo, podemos identificar algunas coincidencias de los hábitos de los habitantes de Icaria y los de otras zonas azules. Por ejemplo, la importancia de los vegetales en la dieta, los lazos fuertes en la comunidad y la constante actividad física. En próximos artículos descubriremos juntos otras zonas azules.

QUIZÁ TE INTERESE:

¿Conoces tu potencial de longevidad? Estos ejercicios sencillos te darán una idea

¿Hay diferencia entre las personas gruñonas y las alegres? Este estudio dice que es la longevidad…


Es importante aclarar que toda la información contenida en Fabiosa Español tiene un fin informativo exclusivamente, y que en ningún momento debe ser considerada como asesoramiento, diagnóstico o tratamiento médico profesional. Nunca deje de buscar asesoramiento médico, no ignore el consejo médico, ni demore en buscar asistencia médica por algo que haya leído en este sitio.