ANIMALES

10 Hechos sorprendentes que los espasmos en los músculos revelan acerca de la salud

Date September 14, 2017 12:37

Un espasmo muscular consiste en una contracción involuntaria del músculo. Generalmente son ocasionales y no deben preocuparnos; sin embargo, cuando no desaparece a los pocos días puede ser síntoma de una enfermedad. A continuación presentaremos las 10 posibles causas de los espasmos musculares, para que puedas diferenciar cuando es normal y cuando necesitas asistir con urgencia al doctor:

Quizá te interese: ESTE ungüento natural y casero es la solución que buscar para calmar a los músculos adolorados

1. Estás esforzándote demasiado

En ocasiones puedes sufrir un espasmo muscular cuando tu pierna, tu brazo, tu espalda o cuello se sienten forzados de tanto trabajar en movimientos agotadores o repetitivos, como lo son el mantenimiento del jardín, la limpieza del hogar o sostener al bebé.

2. Daños en un disco de la espalda

Un espasmo en la espalda es bastante incómodo y difícil de diagnosticar. De acuerdo con el Dr. Robert Graham, de Nueva York, si el espasmo dura más de tres días y es muy doloroso o, si se agrava con la tos o con los estornudos, puede ser un problema en un disco de la columna.

3. Puede ser la enfermedad arterial periférica

Esta enfermedad ocurre cuando las plaquetas se acumulan en las arterias; en la mayoría de los casos, en las arterias de tus piernas. Los síntomas más comunes de esta enfermedad son dolores, entumecimiento o incluso pérdida del vello de los dedos de tus pies.

Te recomendamos: 7 consejos naturales y eficientes para disminuir el dolor causado por los calambres

4. Estás cansado

Una publicación compartida de Chumi (@chumicin) el

¿Has sentido esos terribles espasmos en los ojos? Afortunadamente, en la mayoría de los casos, no hay de qué preocuparse pues es completamente normal. Incluso los doctores todavía no saben qué los provoca, aunque piensan que puede ser el cansancio, mucha cafeína o irritaciones.

5. Estás tomando medicinas deshidratadas

Una publicación compartida de Kasia Zięba (@_kasia.zieba_) el

Algunas medicinas pueden hacerte más propenso a los espasmos musculares y, los diuréticos (o las píldoras de agua), son algunos de ellos. Otros pueden reducir tus niveles de potasio o magnesio, dos nutrientes que son necesarios para el funcionamiento correcto de los músculos.

6. Dormiste mal

Una publicación compartida de Frau Fuchs (@franzi.the.fox) el

Según la Dra. Maier, profesora de la Universidad de Pittsburg, “la espalda es una gran masa muscular que va en muchas direcciones. Puede ser que te hieras alguna parte de ese músculo si duermes con el cuello en una mala posición. Cuando ocurre, los músculos que se encuentran alrededor se acalambran para proteger esa área. Aunque no es peligroso, puede dolerte o incluso dificultarte la respiración, así que dale vueltas a tu cabeza, masajea la zona y mantente activo”.

Querrás leer: Ahora que Jolie reveló que sufre de parálisis facial periférica ¡queremos saber de qué se trata!

7. Estás haciendo muchos movimientos repetitivos

Los movimientos repetitivos como los partidos de tennis por la mañana con el colega del trabajo, una larga trayectoria para llegar al sitio donde laboras o mantenerte sentado todo el día en la computadora, pueden fatigar al romboides, que es un músculo de la espalda superior, y, por lo tanto, sufrirás de espasmos en esa área del cuerpo.

8. Es una deficiencia nutricional

Los electrolitos (como el calcio, el magnesio y el potasio) juegan un papel importante en las contracciones musculares. Cuando no existe mucho equilibrio entre ellos, los músculos sufren espasmos y se sienten débiles. La mejor recomendación en este caso es una dieta balanceada.

9. ¡Estás embarazada!

Uno de los síntomas extraños que puedes sufrir durante el embarazo es lo que se conoce como “el síndrome del caballo de Charley” o, en otras palabras, espasmos en las pantorrillas. Todavía no se sabe realmente por qué ocurre, pero si estiras el tobillo, te ayudará a relajarte. Pero, ¡cuidado! Incluso si no estás embarazada puedes sufrirlo cuando sobrecargas las pantorrillas.

También te gustará: 6 eficientes consejos para perder peso sin variar demasiado nuestra rutina y ejercitar los músculos

10. Estás deshidratado

Cuando te encuentres deshidratado, de seguro tendrás espasmos pulmonares, pues pierdes el equilibrio de electrolitos de tu cuerpo. Le ocurre con frecuencia a atletas que hacen ejercicios por largos períodos de tiempo en climas calurosos. La solución al problema: beber 10 onzas de líquido cada 10 o 20 minutos mientras haces ejercicios.

¿Qué tal te parecieron estas recomendaciones? ¿Has sufrido alguna vez de espasmos musculares? ¡No dejes de comentarnos al respecto y de compartir el artículo con familiares y amigos!

Fuente: Reader’s Digest