Este niño fue abandonado en un basurero, pero ahora todos lo conocen como “El embajador del amor”

Noticias

April 19, 2017 16:40 By Fabiosa

No importa cuán duros hayan sido nuestros inicios, la vida se encarga siempre de darnos una oportunidad de ser felices. Los primeros días de la vida de Eddie no fueron los que todo bebé merece. Su madre biológica lo metió en una bolsa plástica y lo abandonó en un basurero cuando era apenas un recién nacido. Quizá su síndrome de Down fue la razón del abandono.

YouTube

Un carpintero notó cómo una de las bolsas de basura se movía y, tentado por la curiosidad, decidió abrirla y así pudo ver a Eddie, quien lo miraba fijamente sin hacer un solo ruido. Las autoridades luego llevaron al bebé a un orfanato para niños con necesidades especiales y permaneció ahí hasta que el destino le preparó una maravillosa sorpresa.

Rachel Van Eerden y su familia se encontraban en Ecuador por motivo de una misión religiosa. Un día, los llevaron a todos a dar un tour por un orfanato, el orfanato en que Eddie se encontraba, y el momento en que Rachel vio al bebé, fue amor a primera vista.

A pesar de que los Van Eerden ya tenían diez hijos, decidieron adoptar a Eddie y empezaron un proceso legal que duraría cinco años. Finalmente, en el 2009, el niño fue adoptado legalmente y ese sería solamente el inicio de una feliz vida juntos.

Recomendado: Dio a su hija en adopción y 31 años después se reencuentran en el mismo lugar donde la abandonó

YouTube

Rachel no puede contener las lágrimas al hablar de su hijo. Ella no puede creer cómo ese bebé que fue abandonado en un basurero, sea el mismo niño que ahora juega, ríe, salta, y toca el corazón de todo aquel que le conoce.

YouTube

Lo único que Eddie sabe hacer es repartir amor por donde quiera que pase. Él es capaz de alegrar a la persona más triste del mundo solamente con un abrazo, él es capaz de sentir cuando alguien está teniendo un mal día y se asegura de que eso cambie, por eso y muchas cosas más, sus padres lo han nombrado el “embajador del amor”, y sabemos que ese es un título que aún le queda pequeño. El corazón de este niño no conoce fronteras.

Te podría interesar: Se enteró de que sus mellizos nacerían con síndrome de down e intentó ponerlos en adopción