NOTICIAS

Él es ciego, pero eso no ha evitado que se convierta en el asesor legal de Google… ¡nada más!

Date April 21, 2017 15:26

Hay personas que simplemente no conocen ningún tipo de límites en la vida y no dejan que absolutamente nada los detenga, por más que el mundo esté en su contra. Jack Chen es una de estas personas y su inspiradora historia nos enseña a todos una gran lección.

YouTube

Actualmente, Jack es el asesor legal de Google. A pesar de ser invidente, este hombre se levanta temprano todos los días, atraviesa dos estaciones de tren, viaja en metro, y recorre las concurridas y caóticas calles de Manhattan auxiliándose sólo de su bastón, con tal de llegar a su oficina.

YouTube

De niño, Jack podía ver colores, luces e imágenes vagas, pero a los 16 años, luego de que su octava cirugía resultara fallida, perdió la vista completamente; no obstante, su ceguera nunca le impidió alcanzar sus metas y logró estudiar Ciencias de la Computación en Harvard y Berkeley, y obtener su doctorado en Derecho en la Escuela de Leyes de Fordham.

Su condición tampoco le ha impedido obtener una amplia experiencia laboral y antes de llegar a Google, había trabajado en firmas de abogados y como ingeniero en sistemas en una empresa de seguridad.

Recomendado: No tiene brazos, pero eso no le impidió convertirse en un dibujante EXTRAORDINARIO

Su trabajo en Google requiere de mucha lectura y escritura, por lo que Jack usa programas especiales en su computadora y en su teléfono, los cuales le permiten escuchar los textos. Para lograr “leer” de manera más rápida, Jack ha entrenado sus oídos y es capaz de escuchar 620 palabras por minuto, lo cual es imposible para oídos que no están entrenados.

YouTube

Para Jack Chen, es todo un reto mantenerse al día con todas las innovaciones que una empresa como Google requiere, y es aún mayor el reto de poder aprender a usar todas las nuevas tecnologías siendo una persona ciega, pero este hombre no considera que sea algo demasiado difícil.

Aparte de su vida profesional, Jack ama los deportes y las aventuras. Ha competido en cinco diferentes triatlones y en el 2012, escaló el monte Kilimanjaro en Tanzania.

En definitiva, para Jack Chen no existe algo que sea imposible de conseguir. Todo lo que ha logrado solo es una muestra de su enorme fuerza y su inquebrantable espíritu.