6 hábitos a la hora de dormir que afectan las relaciones de pareja y sus posibles soluciones

Estilo de vida y tendencias

October 16, 2017 22:03 By Fabiosa

Compartir la vida con una persona resulta fácil si lo comparamos con el momento de compartir la misma cama, pues no importa cuánto sea el amor que sientas por tu pareja, los trastornos de sueño y malos hábitos a la hora de dormir dificultarán cualquier relación.

Michael Breus, psicólogo clínico y miembro de la Academia Americana de Medicina del Sueño, señala que los problemas del sueño pueden afectar a cualquier relación amorosa; así que para ayudarte a dormir como un bebé sin que tengas que romper el corazón de tu amado o amada, te presentamos los problemas más comunes a la hora de dormir en pareja y cómo arreglarlos:

1. Despertarse a diferentes horas

Resulta bastante incómodo tener que despertarse con la alarma de tu pareja e, incluso, es más fastidioso no dormir con tranquilidad porque tu pareja pospone la alarma varias veces antes de pararse de la cama.

Si uno de los dos se tiene que despertar mucho antes que el otro, entonces considera cambiar de alarma. Actualmente existen alarmas que no suenan, sino que vibran y que puedes poner dentro de tu almohada. Así lograrás despertarte sin necesidad de que el otro  pierda el sueño.

Antonio Guillem / Shutterstock.com

2. La temperatura de la habitación

Establecer la temperatura de la habitación para una noche de sueño puede representar un problema cuando un miembro de la pareja pasa toda la noche temblando de frío o, por el contrario, pasa la noche sudando por el calor.

Cuando se trata de establecer una temperatura ideal en la habitación, el Dr. Breus recomienda  mantenerla en 20 o 22 °C. Ahora bien, expertos señalan que es mejor dormir en un clima fresco que uno cálido, pues es más fácil calentarse mediante el uso de prendas que lograr que el ambiente cálido sea más fresco.  Pero si eres de esas personas que sufre de calor, duerme con los pies fuera de la sábanas, así disiparás el calor mucho más rápido y, si aún te sientes acalorado, puedes poner un ventilador hacia el lado de tu cama.

3. Ronquidos

Los ronquidos no solo son fastidiosos sino que pueden perturbar por completo el sueño de tu compañero. De hecho, estudios señalan que si duermes al lado de una persona que ronca puedes perder aproximadamente una hora de sueño durante la noche.

Si eres tú quien ronca, el Dr. Reus recomienda usar un dilatador nasal o una boquilla anti ronquidos que se vende en las farmacias para mejorar el flujo de aire.  Si, en cambio, es tu compañero quien ronca, intenta hacer un muro de almohadas para bloquear el ruido de los ronquidos que interrumpen tu sueño y, si esto no funciona, intenta usar unos tapones para oídos.

Ana Blazic Pavlovic / Shutterstock.com

4. Usar el colchón adecuado

Encontrar el colchón perfecto para dormir no es una tarea fácil, pues siempre dependerá del cuerpo de cada persona y del estilo a la hora de dormir y no hay duda que cada quien tiene una forma diferente de dormir.

Es más fácil hacer que tu colchón sea más suave y no más rígido. Así que cuando vayas a comprar un colchón busca aquellos que sean muy firmes y, si después quieres que el colchón sea más suave, puedes añadirle una cubierta de espuma.

5. Dejar el televisor encendido hasta dormirte

Uno de los hábitos a la hora de dormir más controvertidos es dejar la televisión prendida para quedarse dormido, pues para unos el ruido de fondo es una comodidad que los ayuda a conciliar el sueño, mientras que para otros la luz del televisor y el ruido representan un sabotaje al momento de pegar un ojo.

Lo primero que tienes que hacer es asegurarte de que has puesto el temporizador en el televisor para que se apague en un tiempo determinado. Si el ruido te perturba al momento de conciliar el sueño, puedes intentar dos cosas: usar tapones de oídos o comprarte una almohada con altavoces; así, el sonido de la televisión lo escuchará solo la persona que quiere tener el televisor prendido. Otro problema puede ser el brillo del televisor, así que asegúrate de reducir el brillo de la pantalla antes de ir a dormir y, si todavía te incomoda, usa un antifaz sobre tus ojos y ¡voilá! el problema estará resuelto.

Vlue / Shutterstock.com

6. Dormir con tu mascota

Es fundamental comprometerse y comunicarse entre pareja para llegar a un acuerdo sobre qué lugar debe ocupar tu perro o gato en la cama (si lo dejas subir a ella). Para empezar, en lugar de dormir acurrucado a tu mascota, considera que duerma en la parte inferior de la cama, así será menos incómodo para tu pareja.

Otra solución es colocar la cama de tu peludo al lado de tus pies y dejar que duerma ahí o, mejor aún, poner su cama en el piso al lado de la tuya. Si ambos deciden que la mascota duerma en la cama, recuerda mantener la higiene de la habitación: cambia las sábanas semanalmente y permite que entre un buen flujo de aire, de esta manera evitarás olores desagradables.

LauraVI / Shutterstock.com

Ahora que sabes los  hábitos que debes evitar, trata de ponerlos en práctica para consolidar tu relación y evitar que surjan problemas a la hora de dormir.

¿Te resultaron útiles estos consejos? ¡Cuéntanos en los comentarios y no dejes de compartir el artículo con familiares y amigos!

Fuente: Women's Health

Quizá te interese: 

¿Problemas para dormir? Estos 7 consejos seguramente ayudarán a que concilies el sueño

11 hábitos saludables a implementar en tu rutina para dormir como un bebé


Es importante aclarar que toda la información contenida en Fabiosa Español tiene un fin informativo exclusivamente, y que en ningún momento debe ser considerada como asesoramiento, diagnóstico o tratamiento médico profesional. Nunca deje de buscar asesoramiento médico, no ignore el consejo médico, ni demore en buscar asistencia médica por algo que haya leído en este sitio.