PSICOLOGÍA

5 problemas del sueño que pueden ir apareciendo con la edad: de la vejez no hay escapatoria

Date October 19, 2017 02:51

El estudio del sueño humano es algo que cada vez involucra a más especialistas. Vivimos en una época en la que pareciera que cada vez hay menos tiempo para dormir, es por ello, que la calidad del sueño tiene mucha relevancia y es cada vez más tomada en cuenta. Esta calidad en el sueño depende de muchos factores y con el paso de los años hay varios problemas o condiciones que pueden empeorar o incluso aparecer de la nada.

sebra / Shutterstock.com

Estos son 5 de los más típicos problemas relacionados al sueño que están relacionados directamente con el envejecimiento:

1. Nuestro "reloj" de sueño cambia

En la juventud, es común acostarse tarde y despertarse cerca del mediodía. Sin embargo, con el pasar de los años, la tendencia es que nos sintamos somnolientos más temprano por las noches y nos despertemos temprano por las mañanas.

2. Nos despertamos más veces durante la noche, incluídas varias visitas al baño

aslysun / Shutterstock.com

Con el paso del tiempo, el sueño se vuelve más ligero, lo que hace sea mucho más fácil despertarse a mitad de la noche ante cualquier ruido o molestia. Esto también nos hace más susceptibles a las ganas de ir al baño, y cuando antes se podía dormir una noche entera e ir al baño al despertarse, con la edad es cada vez más complicado.

3. Sufrimos de olas repentinas de acaloramiento

Este fenómeno ocurre más que todo en mujeres menopáusicas ya que los desbalances hormonales pueden subir la temperatura corporal de manera incómoda. Un buen consejo es el de usar pijamas y sábanas más frescas que de costumbre para una mayor comodidad.

Quizá te interese: 3 consejos para elegir la mejor posición para dormir sin afectar nuestra salud

4. Comenzamos a roncar

Jenny Sturm / Shutterstock.com

Aunque nunca hayamos roncado antes, la edad suele traer consigo un ligero aumento de peso, cada kilogramo aumentado disminuye nuestros conductos respiratorios, haciendo más difícil la respiración y produciendo los ronquidos. También, si nuestra pareja es de una edad similar a la muestra, roncar va a afectar sensiblemente su calidad de sueño.

5. ¡No podemos parar de mover las piernas!

Esta es una condición a veces difícil de explicar, pero a mayor edad, las personas acostadas se sienten motivadas a mover incansablemente las piernas, lo que dificulta la relajación y por consiguiente, una buena calidad de sueño.

¡Ya lo sabes! Si estás cerca de la menopausia, no te asustes si te pasan algunas de estas cosas, consultar al médico y paciencia suelen ser las mejores soluciones.

Fuente: Prevention

Es importante aclarar que toda la información contenida en Fabiosa Español tiene un fin informativo exclusivamente, y que en ningún momento debe ser considerada como asesoramiento, diagnóstico o tratamiento médico profesional. Nunca deje de buscar asesoramiento médico, no ignore el consejo médico, ni demore en buscar asistencia médica por algo que haya leído en este Sitio.

Quizá te interese: No dormir bien puede causar hambre todo el tiempo, o algunas de estas 9 condiciones médicas