La sepsis es una condición altamente peligrosa y es importante conocer sus síntomas

Noticias

October 6, 2017 20:59 By Fabiosa

A estas alturas, ya deberíamos saber que cuando tenemos una infección, el sistema inmune trabaja incansablemente, a veces con la ayuda de medicamentos como antibióticos y antivirales para combatir a los invasores que te están enfermando. Pero, desafortunadamente, esta batalla no siempre es fácil de ganar. Cuando una infección no es tratada adecuadamente o está fuera de control, tu sistema inmunológico puede verse sobrecargado, lo que provoca la aparición de una sepsis, una condición potencialmente mortal en la que el cuerpo realmente daña sus propios tejidos y órganos. Sin embargo, podemos detectar los síntomas antes de llegar a la gravedad y acudir de inmediato a un hospital. Explicaremos los cinco signos principales de la sepsis:

También puedes leer esto: 7 síntomas de apendicitis en niños que los adultos NUNCA deberíamos ignorar

1. Piel fría o húmeda

Cuando experimentas sepsis, tu cuerpo se concentra en bombear sangre a los órganos más cruciales como el corazón, riñones y cerebro en lugar de las extremidades. Debido a esto, la piel puede comenzar a sentirse fría y húmeda y esto puede permanecer igual o empeorar cuando tu cuerpo entra en shock séptico. Pero recuerda, la piel fría y húmeda puede ser un síntoma de muchas condiciones menos peligrosas también. Es sólo causa de preocupación si estás experimentando otros síntomas de una infección.

2. Niveles bajos de orina u orina muy concentrada

Debido a que el riñón es uno de los órganos más dañados en la sepsis, sobre todo porque es tan sensible a los cambios en el flujo sanguíneo y la presión, no es raro que la orina se vea afectada. Cuando el cuerpo percibe la presión arterial baja, trata de retener tanto líquido como sea posible, lo que se traduce en menos líquido en la orina. Por eso se ve más oscura y concentrada.

3. Estado mental alterado

Honored-member / Shutterstock.com

La confusión, la disminución del nivel de alerta y la sensación de aturdimiento pueden ser el resultado de un bajo flujo sanguíneo al cerebro, la deshidratación y toxinas perjudiciales liberadas al cuerpo a causa de la sepsis. Si experimentas shock séptico, todos estos síntomas serán más profundos, de tal manera que se sentirán como las versiones extremas de lo que conoces como el mareo. Estos signos deben estar en presencia de una infección para significar sepsis, especialmente porque también son síntomas comunes de otros problemas como un derrame cerebral o simplemente cansancio y fatiga.

4. Pulso acelerado

No se trata de frecuencia cardíaca acelerada después de una carrera por la mañana. No, estamos hablando de tener el pulso muy acelerado, una sensación como si tu corazón estuviera compitiendo, mientras estás simplemente sentado en una silla. La frecuencia cardíaca normal se encuentra entre 60 y 90 latidos por minuto, por lo que si te tomas el pulso y lo encuentras por encima de 90, esto podría ser un signo de sepsis. El cuerpo está tratando de combatir la infección, además de su tratar de obtener flujo sanguíneo hacia los tejidos dañados. Esto obliga al corazón a aumentar la cantidad de sangre que está bombeando hacia fuera, acelerando así el ritmo cardíaco.

5. Dificultad para respirar o insuficiencia respiratoria

Antonio Guillem / Shutterstock.com

A menos de que estés en una clase de meditación, normalmente no piensas en tu respiración, ¿verdad? Por lo tanto, si observa que estás respirando rápidamente y/o tienes dificultad para respirar, como si hubieras subido varios tramos de escaleras, probablemente debas pensar en lo que está sucediendo. La neumonía es la infección más común para causar sepsis. Al igual que el aumento de la frecuencia cardíaca, estos síntomas son el resultado de que tu cuerpo está en sobrecarga; en este caso, consumiendo más oxígeno y produciendo más dióxido de carbono de lo habitual. Debido a esto, tu cuerpo necesita más oxígeno e intenta satisfacer esta demanda respirando más rápidamente, haciendo que te quedes sin aliento.

Si bien el tratamiento varía debido a que cada paciente e infección es diferente, suele ser un proceso agresivo, ya que los doctores se enfrentan a retos como la dificultad diagnóstica de la condición y la velocidad. Primero tratarán la infección subyacente administrando antibióticos y tratando de aumentar la presión y el volumen sanguíneo con líquidos intravenosos. Luego, se concentrarán en algo llamado "control de la fuente", que implica descubrir la causa de la infección y tomar las medidas adecuadas. En algunos casos incluso es necesaria la cirugía o el drenaje.

También puedes leer esto: Estaba a punto de morir y tuvieron que sacarle los pulmones. Ella sobrevivió 6 días sin respirar…

Cuando se trata de sepsis y shock séptico, recuerda que la identificación temprana y el tratamiento son cruciales. Por lo tanto, si te sientes preocupado, busca atención médica para reducir el riesgo de complicaciones. El shock séptico es fatal en el 40 por ciento de los casos, según indican los expertos. Así que, siempre es mejor prevenir que lamentar.

Es importante aclarar que toda la información contenida en Fabiosa Español tiene un fin informativo exclusivamente, y que en ningún momento debe ser considerada como asesoramiento, diagnóstico o tratamiento médico profesional. Nunca deje de buscar asesoramiento médico, no ignore el consejo médico, ni demore en buscar asistencia médica por algo que haya leído en este Sitio.

Fuente: WomensHealthMag