VIDA REAL

La nueva tendencia saludable, ecológica y ahorradora: la compra de alimentos “feos” para comer

Date January 10, 2018 16:02

Los supermercados han cambiado la idea que tenemos de lo que son y deben ser los alimentos. Nuestros ojos rechazan y no se sienten complacidos al no ver una fruta o un vegetal que no tenga un tamaño adecuado, un color intenso y una forma perfecta.

Lo que muchos no saben es que detrás de  todas estas expectativas de perfección existe uno de los crímenes más grandes que se cometen en el planeta. Por esta razón, los movimientos que promueven el consumo y la venta de productos que no se amoldan a los estándares de estética de la actualidad están teniendo un gran auge recientemente.

Quizá te interese: Estos 4 alimentos pueden durar meses en el congelador sin echarse a perder

Alguno de estos errores que se cometen en contra de la salud del planeta y sus habitantes son los siguientes:

  • más del 40 % de las frutas y vegetales cultivados al año en los Estados Unidos que son perfectamente comestibles y con excelentes valores nutricionales son desperdiciados porque no cumplen con las expectativas estéticas de los consumidores;
  • más de 1/3 de la producción mundial de alimentos cultivados son desperdiciados debido a “imperfecciones” en las formas de los alimentos;
  • cerca de 50 millones de norteamericanos se han encontrado en situación de hambruna todos los años;
  • un producto puede ser considerado como “impresentable” o “feo” por el simple hecho de ser muy pequeño, manchado o simplemente no ser agradable a la vista.

Sin embargo, algunas compañías están tomando conciencia de esta situación y han comenzado a comprar estos alimentos “no presentables” a precios más bajos, para luego venderlos por sumas que están entre un 30% y 50% por debajo de los costos normales, lo que contribuye en la economía de familias menos favorecidas y al no desperdicio de alimentos.

Tomar precaución.

Si eres de los que quiere animarse a comenzar a comprar productos “feos”, debes tomar en cuenta ciertos aspectos, dado que es importante no confundir lo que son imperfecciones en la presentación con alimentos dañados y que no son saludables. La seguridad está ante todo, algunos consejos que te pueden servir para reconocer qué es adecuado y qué no, son:

  • los alimentos “feos” tienen ligeras manchas en la superficie, pero no magulladuras excesivas de textura suave;
  • son deformes pero su estructura debe estar intacta;
  • pueden ser más grandes o pequeños que el promedio;
  • tienen una coloración o textura inconsistente;
  • los alimentos dañados tienen la cáscara rota y cortes muy abiertos;
  • su falta de color está acompañada de muchas variaciones en la textura, lo que es una señal de que hay hongos en ellos.

Si tomas estas previsiones, comprar alimentos con imperfecciones es una gran oportunidad para mejorar tu economía y hacerte con una gran lista de productos que quizá no conocías, que son deliciosos y tienen un excelente valor nutricional. Además, estarás contribuyendo a mejorar las espeluznantes cifras de desperdicio de alimentos a nivel mundial. Si vives cerca o tienes acceso a granjas pequeñas, no dudes en acercarte y preguntarle si pueden venderte estos alimentos “feos” de manera directa.

¿Qué platos se te ocurren que puedes preparar con alimentos imperfectos?

Fuente: Prevention

Quizá te interese: 8 errores inesperados, pero comunes, que cometemos con la comida y que ponen en riesgo nuestra salud


Este material es suministrado solamente con fines informativos. Algunos de los productos y elementos discutidos en este artículo pueden causar una reacción alérgica y dañar su salud. Antes de usarlos, consulte con un técnico o especialista certificado. Los editores no son responsables de ningún daño u otras consecuencias que puedan ser generadas por el uso de los métodos, productos o elementos descritos en este artículo.