Desde un celular atrapado dentro, hasta una lavadora que salta, 6 problemas comunes y cómo solucionarlos

Familia y niños

Ya sea porque la vida útil de nuestra lavadora se acabó, necesita mantenimiento o por algún descuido, nunca faltan las fallas. Éstos son seis problemas comunes que pueden surgir al usar una lavadora y algunas soluciones posibles para ahorrarte estrés, tiempo, esfuerzo y dinero.

La puerta de la lavadora no se abre.

Éste es un problema frecuente en lavadoras de carga frontal, ya que las que tienen la tapa en la parte de arriba no necesariamente se bloquean cuando tienen agua dentro.

Las frontales, sin embargo, deben permanecer firmemente cerradas y selladas durante el ciclo de lavado para evitar una inundación. No es sino hasta el final del ciclo de lavado, cuando toda el agua se ha drenado, que la máquina se desbloqueará automáticamente.

Sin embargo, a veces las cosas pueden funcionar mal y la puerta permanecerá bloqueada incluso después de que el ciclo haya finalizado. Hay algunas posibles razones para esto:

- el mecanismo de bloqueo podría haberse atascado;

- podría haber un problema técnico en el ciclo digital de la lavadora;

- es posible que la lavadora no esté drenando el agua correctamente, lo que significa que la puerta no puede abrirse.

Como hay varias causas, también hay varias soluciones posibles:

- Reinicia: si crees que podría tratarse de un problema digital, utiliza el viejo truco informático de "¿Has intentado apagar y encender la máquina nuevamente?". Con un poco de suerte, el reinicio debería deshacerse de cualquier complicación que haya confundido a la pobre computadora que ejecuta los programas de lavado.

- Ejecuta un ciclo corto: si crees que el problema es que la ropa se atoró y bloqueó la puerta, puedes configurar la lavadora para que ejecute otro ciclo corto. Ésto debería mover la ropa y, con un poco de suerte, desengancharla. Claro, tu ropa se lavará dos veces, pero si no estás lavando ropa delicada o haciendo un ciclo caliente, es relativamente poco probable que hagas mucho daño a la ropa.

- Revisa la manguera de drenaje: si parece que la máquina no está drenando, es posible que sea hora de inspeccionar si la manguera de drenaje está obstruida.

- Comprueba el mecanismo de bloqueo: a veces también es posible manipular manualmente el mecanismo de bloqueo de la puerta, siempre que puedas acceder a él. Sin embargo, como ésto requiere desconectar la máquina de energía, sería mejor si sólo un técnico calificado intenta ésto.

- Ponte en contacto con el fabricante: si todo lo demás falla, ponte en contacto con el fabricante; ellos te pueden aconsejar y, si tu máquina tiene garantía, solicita que un técnico profesional la revise.

Usé el detergente incorrecto.

En este caso hay dos posibles escenarios: haber usado detergente para lavadora de carga frontal en una máquina con tapa superior o viceversa.

En el primero, no hay de qué preocuparse. El detergente de carga frontal simplemente puede ocasionar que la ropa no se lave por completo.

En cuanto al otro caso, el detergente de carga superior está diseñado para formar espuma, ya que generalmente hay suficiente espacio en el tambor para que la espuma se expanda y empape la ropa.

Éste no es el caso de las lavadoras con tapa al frente, que hacen un uso eficiente de su espacio interno, sin dejar espacio para la espuma. El uso de detergente de carga superior puede causar que la presión interna se acumule hasta que la puerta explote.

Si ésto pasa, detén el ciclo lo antes que puedas y apaga la máquina. La puerta no se abrirá hasta que el tambor esté vacío de agua, por lo tanto, asegúrate de drenar bien todo. Si por alguna razón no es posible detener y drenar la máquina, ve si puede al menos cambiar a un ciclo más corto para minimizar la acumulación de espuma.

¡Olvidé mi teléfono celular en el pantalón que acabo de meter a lavar!

Puede sonar a broma, pero a todos nos ha pasado que olvidamos algo en los bolsillos de la ropa.

Para una lavadora con tapa superior no hay mayor problema, pues basta con abrirla y sacar el objeto antes de que el agua lo estropee.

Pero en el caso de un aparato de carga frontal es necesario desbloquear la puerta y eso no ocurre hasta que finaliza el ciclo de lavado. Lo mejor es detenerlo cuanto antes y drenar el agua para así poder abrir la puerta.

Hay cortocircuito cada vez que se enciende la lavadora.

Desafortunadamente, éste es un problema con muchas causas posibles. Tal vez hay una falla en algún lugar del motor. Quizás haya una fuga y el agua está llegando al circuito eléctrico. Si la máquina aún está en garantía, debes poder lograr que el fabricante solucione el problema por ti. Tal vez el motor se sobrecaliente cuando la máquina se sobrecarga.

Si los problemas persisten, considera invertir en un protector contra sobretensiones.

Quizá te interese: 7 trucos para lavar la ropa de forma más efectiva y cuidar la máquina lavadora

La lavadora salta.

¿Alguna vez te ha pasado que dejas tu ropa lavando y cuando termina descubres que la lavadora se movió durante el ciclo? ¿Por qué?

Verifica que la máquina esté nivelada. Asegúrate de que todos los pies estén colocados sobre una superficie plana: puedes hacer ajustes si están fuera de nivel.

También puedes colocar la máquina sobre algo así como una toalla o un tapete de yoga: la superficie elástica debe ayudar a absorber parte de la fuerza y ​​evitar que la máquina se mueva.

Por otra parte, es posible reacomodar la ropa dentro de la lavadora: pausa el ciclo si es necesario y esparce la ropa por el tambor, distribuyendo uniformemente los artículos pesados ​​como toallas.

¡La lavadora apesta!

Sí, las lavadoras pueden ensuciarse y enmohecerse, lo que a su vez puede impregnar la ropa de un olor nauseabundo.

Lo más sencillo es limpiar la lavadora ejecutando un ciclo mientras la máquina está vacía, permitiendo que el agua y el detergente corran a través de los rincones y grietas. Para mayor efectividad, añadir blanqueador, una mezcla de vinagre con agua (3 tazas por una de agua) o el jugo de una taza de limón.

Ahora ya lo sabes, el cuidado que le des a tu lavadora repercutirá directamente en qué tan limpia queda tu ropa.

Fuente: Good House Keeping, Which, Appliances Online.

Quizá te interese: 6 Errores en la limpieza del hogar que incluso la ama de casa experta llega a cometer al menos una vez


Este material es suministrado solamente con fines informativos. Algunos de los productos y elementos discutidos en este artículo pueden causar una reacción alérgica y dañar su salud. Antes de usarlos, consulte con un técnico o especialista certificado. Los editores no son responsables de ningún daño u otras consecuencias que puedan ser generadas por el uso de los métodos, productos o elementos descritos en este artículo.