Consejos para sobrevivir a los primeros días en el gimnasio y no perder la motivación muy rápido

Familia y niños

December 6, 2017 14:39 By Fabiosa

Tomas la decisión de inscribirte a un gimnasio, pagas la mensualidad, pospones tu primer día en más de una ocasión, vas, terminas agotado y con ganas de nunca regresar, no regresas. ¿Esta pequeña historia te parece conocida? Seamos sinceros: los primeros días es el gimnasio son muy difíciles y determinantes. Si algo no te gusta, simplemente lo tomas como pretexto y es muy sencillo desistir, ¡pero no más! La actividad física es clave para llevar un estilo de vida saludable y la fuerza de voluntad no debería traicionarnos.

Para superar los primeros días en el gimnasio te damos algunos consejos que te ayudarán a alcanzar tus metas personales y a no darte por vencido.

1. Establece metas realistas.

Platica con un asesor en tu gimnasio y juntos establezcan metas realistas que puedas alcanzar en cierto periodo del tiempo. Si por tu cuenta te pones objetivos incansables, llegará la frustración y la desmotivación más pronto de lo que te imaginas. Recuerda que "Roma no se construyó en un día" y, la constancia es la única capaz de llevarte a cumplir tus metas.

2. Inscríbete a un gimnasio cercano.

Que el gimnasio te quede cerca de tu casa o de tu trabajo es básico, pues así no podrás poner de pretexto que "está muy lejos y te da flojera ir". Por comodidad, elige uno al que puedas llegar con facilidad, de preferencia que tenga varias sucursales.

3. Crea un playlist especial.

Arma una lista de canciones que te gusten y que te den energía. La música te pondrá de buen  humor y, cuando menos pienses, ya habrás acabado. De esta manera asociarás tu rutina de gimnasio con algo positivo y divertido.

Quizá te interese:  Estos 6 simples ejercicios harán que tu espalda se sienta mucho mejor que antes

4. Paga 3 meses por adelantado.

Algunos gimnasios tienen planes donde puedes pagar una suscripción por 1 mes, 3 meses e incluso 6 meses. Es recomendable hacerlo por 3 o más, pues así te obligarás—aunque sea por no perder tu dinero—a ir durante ese tiempo. De lo contrario no tendrás nada que perder y, al terminar el primer mes, desistirás.

5. Olvídate de las comparaciones.

No olvides que las personas que ves en el gimnasio con cuerpos envidiables seguramente llevan meses, incluso años, acudiendo.  Así que no te compares con ellos o con tus amigos o con personas que veas en redes sociales. Todos los cuerpos son diferentes y es completamente normal que, si vas empezando, no estés del todo en forma.

6. Acércate a los entrenadores.

Deja la pena a un lado y acércate a un entrenador que te de una rutina, que te ayude a realizar correctamente los ejercicios y que te de consejos sobre hábitos saludables. Desde un inicio explícale cuál es tu meta—tonificación, incrementar masa muscular, pérdida de peso, etc. —, también es importante que menciones cuántos días a la semana piensas asistir y si has realizado ejercicios parecidos con anterioridad, de esta manera tu comienzo será mucho más llevadero.

Y lo más importante: nunca olvides el motivo por el cual decidiste cambiar tu estilo de vida por uno más saludable, ¡ésta será tu más grande motivación!

QUIZÁ TE INTERESE:

Las rutinas de ejercicios que se deben hacer para quemar las calorías ganadas en Navidad y Año Nuevo

Guía completa para realizar con eficacia 7 rutinas de ejercicios sin la ayuda de un entrenador


Es importante aclarar que toda la información contenida en Fabiosa Español tiene un fin informativo exclusivamente, y que en ningún momento debe ser considerada como asesoramiento, diagnóstico o tratamiento médico profesional. Nunca deje de buscar asesoramiento médico, no ignore el consejo médico, ni demore en buscar asistencia médica por algo que haya leído en este Sitio.