VIDA REAL

10 precauciones básicas al momento de subir fotos de niños en redes sociales. La #3 es vital para su seguridad

Fecha 3 de octubre de 2017

Es de entenderse que toda madre y padre está emocionado por la llegada de sus hijos, pues se comienzan a publicar fotografías desde el ultrasonido del bebé o incluso de la prueba de embarazo positiva, pero ¿hasta dónde es saludable llegar con la exposición de la vida de nuestros hijos?

Debes tener cautela con la vida de tu pequeño, pues en internet todos los días y a cualquier hora “deambulan” personas sin escrúpulos, deseosas de que encontrar información extra para sacar provecho. Proteger la vida de tu hijo es lo más importante, así que te sugerimos seguir estas precauciones.

1. No compartas tu ubicación

Aunque quieras mostrarle al mundo tus maravillosas vacaciones en familia, nunca des pistas sobre el lugar en el que estás. Aplica lo mismo con la ubicación de los lugares que acostumbras, como centros comerciales, la escuela, el parque. ¡Cuida la seguridad de tu familia y desactiva el GPS de tu celular!

También puedes leer esto: La academia de Pediatría lanza un llamado de atención: Nuevas reglas para los bebés y los jugos

2. La información es pública

Desde el momento en que subes cualquier foto a las redes sociales, debes comprender que ya es pública y aunque trates de eliminarla, ya quedó guardada en algún lugar de Internet.

Dragon Images / shutterstock.com

3. Ojo con publicar el número de matrícula

Una forma sencilla de localizarlo es cuando tomas una fotografía en la que aparece tu coche y su matrícula. A los delincuentes se les hará fácil dar con tu paradero.

4. No escribas su nombre completo

Evita escribir el nombre completo de tus hijos en el pie de las fotografías.

5. Respeta su privacidad

Es decir, no publiques la agenda completa de sus actividades. No hace falta publicar la foto en la clase de danza, de futbol, de natación...¡no lo arriesgues!

6. No publiques que estás lejos de ellos

Por más que los extrañes jamás reveles que estás lejos de ellos. Podrías darle información valiosa a personas que buscan que te descuides para quizás hacerles daño.

Halfpoint / shutterstock.com

7. Ajusta la privacidad

Ajusta la privacidad de tus redes sociales para que las fotografías que subas lleguen a la menor cantidad de personas posible. Mucho mejor si sólo las pueden ver tu familia o amigos cercanos. Te recomendamos enviarlas a través de un mensaje privado o mail.

8. No reveles el nombre de su escuela

NUNCA reveles el nombre del centro de cuidado o educativo donde asiste. Evita que esta información le haga el trabajo más fácil a algún extraño que requiera localizarlo.

9. Pide permiso

Si vas a una fiesta infantil y tomaste una foto grupal, no te precipites a subirla, lo mejor es pedirle permiso a cada uno de los padres de los niños que aparecen en la fotografía.

Te recomendamos:  10 cosas a tener en cuenta a la hora de visitar a un recién nacido. ¡La número 6 es clave!

10. Dile no a los desnudos

¿Para qué podría servir una foto de un niño desnudo? Por nada del mundo cometas este grave error, pues podrías prevenir que llegue a ser usada con fines pornográficos.

Los niños son muy vulnerables y exponiendo su intimidad, ubicación, y actividades, podrías ponerlo en verdadero riesgo. Actualmente es más sencillo de lo que piensas obtener información y utilizarla son fines alarmantes. ¡Mejor prevenir que lamentar!

Fuente: Siempre Mujer