FAMILIA Y NIÑOS

6 Motivos por los que los padres deberían vigilar a sus hijos cuando usan dispositivos tecnológicos

Date September 26, 2017 10:00

Los hombres siempre se han negado a los cambios más severos que se producen en cada época. Es la transición natural hasta integrarse al nuevo modo de vivir. Sin embargo, no en todos los casos podemos identificar ciertas actitudes como negaciones. En el caso del uso de la tecnología por parte de los bebés, muchos científicos han alertado sobre los peligros. En ese caso, no es ceguera ante los tiempos que vivimos, sino una advertencia que intenta sacar a la luz las desventajas que presenta para la vida humana el desarrollo tecnológico.

Te recomendamos: Este fotógrafo registra la evolución de los niños creciendo apartados de la tecnología

Veamos cuáles son las razones que arguyen los especialistas, sobre todo la Academia Americana de Pediatría y la Sociedad Canadiense de Pediatría.

1. Ralentiza el desarrollo en los niños

Pressmaster / Shutterstock.com

El uso desmedido de la tecnología, como tabletas y teléfonos, puede causar retrasos en el rendimiento académico, la capacidad de atención y el habla, lo cual afecta la memoria y la concentración.

2. Adicción a la tecnología y antipatía social

La tecnología es como un gran monólogo: solo dialogas contigo mismo y te olvidas del resto de la sociedad. Además, la tecnología es adictiva: mientras más juegas en tu X-Box, más quieres jugar.

3. Vulnerables a enfermedades por las radiaciones

kdshutterman / Shutterstock.com

La OMS ha señalado el peligro que representan los teléfonos para la salud de los menores, al considerarlos una fuente de emisión de radiaciones. El cáncer es una de las enfermedades que puede desencadenarse por el efecto de las radiaciones.

También puedes leer: ¿Tu familia está secuestrada por la tecnología? Este “pimentero” apaga Tablets, WiFi y Smartphones

4. Conductas agresivas y depresivas

Muchos de los juegos que aparecen asociados a las nuevas tecnologías promueven la violencia, la discriminación, la intolerancia y múltiples fobias. Los niños expuestos constantemente a estos contenidos pueden desarrollar comportamientos agresivos o depresivos.

5. Alteraciones en el sueño

plantic / Shutterstock.com

Al irse a la cama muchos niños esconden sus tabletas debajo de las sábanas; luego juegan otro rato y terminan desvelados. Lo peor es que esto provoca alteraciones en el sueño y problemas de insomnio.

6. Aumento del peso y posible obesidad

Desafortunadamente, la tecnología ha reforzado el sedentarismo. Los ejercicios físicos se ven reducidos a un 30 %, mientras los pequeños permanecen horas sentados jugando con sus teléfonos o tabletas. El resultado: la obesidad.

Sergey Novikov / Shutterstock.com

No se trata de eliminar la tecnología e ir en contra del desarrollo que marca nuestra época, sino de aprender a limitar el uso de ciertos aparatos que pueden afectar la vida de nuestros hijos. Seamos responsables en la vida.

Fuente: guiainfantil


El material en este artículo solamente tiene fines informativos y no reemplaza el asesoramiento de un especialista certificado.