NOTICIAS

5 consejos para ser un gurú de la elegancia y no ir a la bancarrota en el intento

Date October 2, 2017 22:18

Todas hemos escuchado hablar del estilo “elegante”, pero, ¿qué significa verdaderamente lucir elegantes? Obviamente no se trata de llevar ropas caras, cuyas marcas solo pueden costear las clases altas. Aunque, no podemos obviar que este estilo, o al menos lo que se entiende por “elegancia”, lo impusieron las altas clases.

Sin embargo, los estilistas y diseñadores se han encargado de adaptar este estilo a todos los bolsillos. ¿Por qué? Porque la elegancia, precisamente, no está sujeta a un capital, sino al modo de ofrecer una imagen sobria, medida, no provocativa ni dada a los excesos.

Veamos algunos consejos:

1. El color que nunca falla para el toque de elegancia: Nude

Te recomendamos: Feminidad y elegancia. Esas son las claves que recomienda Victoria Beckham para un look perfecto

Oleg Gekman / Shutterstock.com

El Nude es un color que simula las tonalidades de la piel. El propósito de ese matiz es ofrecer un maquillaje natural, que realce la belleza del rostro sin cargarlo con exceso de bases, polvos y sombras. El secreto está en no aparentar maquillaje, no dejar rastros ni evidencias. Discreción y armonía son los principios de un maquillaje Nude. Puedes usar una gama de colores camel, marrón, ocres, tostados y melocotón.

2. Los gestos y la postura lo dicen todo de nosotras

También puedes leer: Esta modelo sigue cautivando al mundo con su elegancia ¡Tiene 85 años y aún está joven!

Maridav / Shutterstock.com

De nada vale cuánto esfuerzo invirtamos en producirnos una imagen si olvidamos un importante detalle: los gestos y la postura. El estilo elegante censura cualquier movimiento brusco, desatinado, grandilocuente. Por el contrario, apuesta por una gestualidad minimal. Movemos las manos lentamente, con cadencia y ritmo. No hacemos caras (no estrujar ojos, abrir demasiado la boca, gritar), usamos el rostro para transmitir elegancia. El porte elegante, además, apuesta por una figura erguida: nada de curvarse o apoyarse sobre un pie de forma exagerada. Rectas y regias.

3. El uso del vocabulario

Dmytro Zinkevych / Shutterstock.com

El lenguaje verbal es muy importante. Por eso, debemos cuidar nuestra habla: articular correctamente cada palabra, mantener un ritmo fluido y despacio. Evitar el uso de groserías, insultos o formas no apropiadas del lenguaje.

4. Cuidado e higiene personal

Masson / Shutterstock.com

Si llevamos un vestido negro hermoso, pero nuestro cabello está sucio, desaliñado, nuestras uñas llevan mugre, y apestamos: el vestido será igual a 0. Solo causaremos una mala impresión. Debemos cuidar nuestra imagen y aseo. El cabello peinado, incluso si llevamos rizos, estos deben verse acoplados, con cierta forma. No tenemos que pintarnos las uñas, pero deben estar limpias, limadas y sanas. A veces, el toque más importante de un estilo elegante es la fragancia que usamos. Una mujer con aroma puede conquistar cualquier escenario.

5. Adaptarse a los espacios, las estaciones y, sobre todo, a nuestro estilo

Ysbrand Cosijn / Shutterstock.com

Es importante que respetes el código de cada evento. Si asistes a una gala de donación a las 8:00 pm, seguramente no debes ir en pantalones de mezclilla y tacones. Debes usar vestido de noche, sandalias y accesorios simples. Pero si vas a una corrida de caballos, no es apropiado que lleves sandalias y faldas cortas: opta por zapatos cerrados, cómodos, y ropa que te cubra los muslos.

Svitlana Sokolova / Shutterstock.com

Seguir la pauta de las estaciones también es importante. Cada época del año tiene su propia luz y matiz. El paisaje cambia de una estación a otro. Por lo tanto, los tonos negros y grises son más apropiados para el otoño y el invierno; mientras la primavera y el verano optan por matices más cálidos. Por otra parte, si es el mes de mayo y vas a una gala nocturna, debes llevar un chal, pero jamás un abrigo de piel, ni usar boinas.

Finalmente, adaptarse a nuestro estilo significa que, no importa si la moda dice que los pantalones cortos se usan y son muy elegantes con chaquetas y sandalias altas; si nosotras medimos 1.55 metros, un pantalón corto jamás se ajustará: nos hará lucir más pequeñas.

Conoce tu cuerpo y adapta estos consejos para lucir un estilo elegante.

Fuente: glamour