NOTICIAS

Esta abuelita de 80 años desafió a su familia vendiendo su casa y auto para irse de aventura

Date January 25, 2019 17:09

Para muchas personas, la vida termina al llegar a la tercera edad. Es una idea que está culturalmente establecida: un anciano no produce nada, se convierte en un ser pasivo que espera el último llamado. En resumen: dejamos de existir. Pero esto es solo un relato sobre la ancianidad, basado en una visión superficial de esta etapa de la vida.

Te recomendamos: Dejó de ser profesora para convertirse en una modelo glamorosa. Lo mejor: ¡tiene 63 años!

Ella es Sara, tiene casi 80 años y se resiste a dejar ir sus sueños porque la sociedad considera que a su edad debe ocuparse de los nietos, el hogar y la cocina.

Sara es original de Buenos Aires y ha decidido que su anhelo es recorrer las tierras del sur del continente americano en una casa andante.

Para concretar su deseo, Sara vendió su hogar, su auto y todas sus pertenencias. Con el dinero que recibió por las ventas se compró una casa rodante. En contra de la voluntad de sus hijos y demás familiares, Sara emprendió el viaje más largo y placentero de su vida.

Quizá te interese: Decidió regalarle una muñeca a su abuela y ¡eso la hizo romper en llanto! Conoce el conmovedor motivo

Ha llegado a distintas tierras, entre ellas Uruguay y Brasil, pero aún le faltan kilómetros por andar y paisajes que domar con su vista.

Todo comenzó un día, mientras hablaba con un amigo que despertó en ella la curiosidad. Esta persona tan cercana le dijo: “Has hecho de todo, pero nunca anduviste en motorhome”. Y, claro, no lo había hecho, pero eso no significaba que “ya había pasado su momento de hacerlo”.

Las experiencias no tienen fecha de caducidad. No son una meta: las cumplimos en cualquier momento de la vida, porque lo único que necesitamos es estar vivos, tener disposición para asumirlas y salud para enfrentarlas.

Sara nos ha demostrado que no hay límites ni momentos fijos para realizar nuestros sueños. Se trata de tener el valor de cumplirlos.

Quizá te interese: Esta abuela de 86 años despierta tanta ternura con su inusual búsqueda en Google que la empresa le contestó personalmente