ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Los vestidos más escandalosos que han desfilado por la alfombra roja de los premios Óscar

Date March 20, 2018 05:08

La alfombra roja de los premios Óscar constituye uno de los momentos más estilizados y ostentosos la historia. Año tras año, vemos pasar celebridades envueltas el finas telas y cubiertas de costosas joyas a fin de lograr obtener el reconocimiento público a su buen gusto. Sin embargo, hay otras a quienes la opinión de terceros y el qué dirán las tienen sin cuidado, por lo que prefieren usar atuendos llamativos que dejen un recuerdo imborrable en la mente de los espectadores. Veamos quiénes han portado los vestidos más escandalosos de la historia de los premios de la Academia.

Barbra Streisand – 1969.

Embed from Getty Images

La artista hizo historia al alzarse con la estatuilla del Óscar a mejor actriz esa noche, pero ese no fue su único momento memorable. Al parecer, la chica nunca imaginó que las luces brillantes presentes a lo largo de toda la gala harían transparentar su traje de pantalón.

Farrah Fawcett – 1978.

Embed from Getty Images

El ícono cinematográfico de los años 70 hizo una de las mejores elecciones de su vida cuando eligió lucir esa noche el diseño de Stephen Burrows: un traje dorado de tirantes cuya tela caía y se posaba majestuosamente sobre su silueta.

Cher – 1986.

Embed from Getty Images

La cantante, famosa por su estilo estrafalario, eligió este diseño de Bob Mackie, quien no se puso ningún tipo de límites cuando creo este vestido legendario, el cual completó con una diadema de plumas altas.

Geena Davis – 1992.

Embed from Getty Images

Aunque la actriz se ganó el reconocimiento del público alrededor del mundo por su papel en la película Thelma and Louise, tuvo que soportar las críticas a este vestido, una especie de corsé a juego con una falda ruchada.

Whoopi Goldberg – 1993.

Embed from Getty Images

Debajo de la falda satinada de la comediante, se escondía un pantalón estampada y un forro color verde manzana que enceguecía a cualquier. No hay duda de por qué la presentadora terminó en la lista de las peor vestidas de ese año.

Ashley Judd – 1998.

Embed from Getty Images

Muchos años antes del desliz de Janet Jackson con su vestuario, Ashley Judd hizo historia con este vestido que lució para los Óscar, pues un movimiento inoportuno de la abertura de su pierna hizo que la actriz encabezase cientos de titulares.

Charlize Theron – 2000.

Embed from Getty Images

La actriz eligió un vestido color mandarina de la diseñadora Vera Wang, pero luego la actriz afirmó que su atuendo tuvo un efecto colateral. Según Theron, audicionó para muchos papales en los que recordaban su vestido mandarina y le decían que no la consideraban apta.

Quizá te interese: Esta diseñadora francesa se atreve a crear los vestidos más fantasiosos, y le quedan de ensueño

Matt Stone y Trey Parker – 2000.

Embed from Getty Images

Los creadores de South Park imitaron el famoso momento del provocador vestido de Jennifer López y el angelical atuendo de Gwyneth Paltrow. Ambos artistas se aseguraron de que su debut en los premios Óscar fuese inolvidable.

Bjork – 2001.

Embed from Getty Images

Nadie puede olvidar el vestido icónico de cisne que vistió Bjork en la gala de los Óscar en el año 2001. A pesar de que los críticos de la moda la destrozaron por usarlo, se convirtió en un hito que muchos otros después intentaron imitar.

Gwyneth Paltrow – 2002.

Embed from Getty Images

Aunque más adelante se arrepintió de no haber usado sostén, Paltrow aún recuerdo con cariño su look gótico en aquel vestido de Alexander McQueen. No obstante, la actriz lució recargada por el top y el delineado fuerte en su mirada.

Tilda Swinton – 2008.

Embed from Getty Images

El vestido de la actriz causó mucha controversia, pues los críticos de la moda más mordaces, afirmaron que parecía una rehén envuelta en bolsas de basura. Está de más decir que no entró a la lista de las mejores vestidas.

Charlize Theron – 2010.

Embed from Getty Images

La actriz repite en la lista, pero esta vez por un motivo muy distinto. A pesar de que siempre es de las más aclamadas en la alfombra roja, a los críticos no les pareció oportuno el lugar en el que estaban ubicadas las rosas blancas de su vestido Dior.

Angelina Jolie – 2012.

Embed from Getty Images

El atuendo de Jolie en los Óscar del 2012 dejó a más de uno con la boca abierta. Su figura, la pose, su expresión y esa pierna derecha asomada por la abertura de su vestido hicieron que este vestido de la actriz se volviese icónico.

Brandi Glanville – 2013.

Embed from Getty Images

La “ama de casa desesperada” probó su suerte en un vestido con escote bajo que esperaba que luciese glamuroso. Luego de la gala, Glanville admitió que el vestido le quedaba demasiado ceñido, pero que ella lo que quería era entrar en cualquier lista, buena o mala.

Fuente: Good House Keeping

Quizá te interese: La 10 actrices que lucieron los 10 vestidos más llamativos en la alfombra roja de los Premios Óscar 2018