Robert Franco, esquiador de las Olimpiadas de Invierno, es el nuevo gran orgullo de México

Inspiración

February 22, 2018 22:47 By Fabiosa

Los Juegos Olímpicos de Invierno se llevaron a cabo a partir del 9 de febrero en el condado de Pyeongchang, en Corea del Sur y la representación de los latinos vino de la mano de la delegación mexicana, la cual se encargó de dejar muy en alto el nombre de su país. Aunque la delegación de esquí no era un grupo grande, ya que estaba conformado por apenas 4 atletas, se esmeraron por dar todo de ellos para representar a México a gran escala.

Los 4 atletas son la prueba fehaciente del multiculturalismo presente en la realidad estadounidense, y más concretamente, entre México y Estados Unidos. Robert Franco fue uno de los atletas que más admiración se llevó por su historia de vida.

Quizá te interese: El uniforme del equipo de esquí de México para las Olimpiadas es más mexicano que las calaveritas

El chico nació en San José, en el estado de California, y es hijo de padre mexicano y madre estadounidense. A partir del beneficio que le supone tener una doble nacionalidad, Robert se ha esforzado por representar a cabalidad a la delegación mexicana, como una forma de tributo a su padre, quien se encuentra en Guadalajara.

Franco, de 24 años, compitió en la disciplina de estilo libre de esquí masculino y muestra con mucho orgullo la bandera compuesta por las franjas verde, blanco y rojo. Sobre este respecto, el joven afirma:

Mi deseo de representar a México provino del apoyo de mi familia paterna, la cual cree en mi capacidad y en que puedo cambiar la historia de mi país.

Robert se mudó a Colorado luego de graduarse del colegio para continuar su carrera en esquí. No obstante, Franco vive en México y ha declarado que tuve que entrenar sobre gravilla debido a la ausencia de instalaciones de esquí en la nación mexicana. Su deseo es que el conocimiento sobre este deporte se difunda mucho más entre la población del país latino.

Mi afición con el esquí empezó cuando, durante mis dos primeros años de vida, pasaba las vacaciones con mi familia en las montañas de Sacramento,  que quedaban a 45 minutos de nuestra casa. Aprendí este deporte y empecé a practicarlo a los 7 años. Ya llevo 6 años de carrera como esquiador profesional de estilo libre.

Carlos Pruneda, presidente de la Federación Mexicana de Esqui, buscaba talentos en las comunidades mexicoamericanas que residían en Estados Unidos. Así fue como contactó a Robert para que participase en la Copa Mundial en Italia y Canadá como representante de México. Allí quedó de quinto y calificó para las Olimpiadas de Pyeongchang en el 2018.

No cabe duda de que estamos ante un atleta con muchísimo potencial y sobrada pasión por el deporte que practica. Tomando en cuenta que Franco apenas está iniciando su vida, cabe decir que seguramente sabremos de él en futuros juegos olímpicos.

Quizá te interese: Una chica con Síndrome de Down obtiene por segunda vez el título de campeona en gimnasia

Fuente: Latina