Adicciones confesas y superadas de 9 artistas famosos del mundo del espectáculo mexicano

Noticias

February 22, 2018 22:46 By Fabiosa

El mundo del espectáculo suele ser muy atractivo e inspirador. Todos quieren un poco de esa fama y reconocimiento que llegan luego de convertirse en artista. Para algunos funciona bien, se centran en sus funciones con base en sus talentos y llevan carreras tranquilas, sin escándalos y con acumulación de éxitos. No obstante, hay otros a los que la fama les afecta su estilo de vida, sus emociones y les genera un descontrol que perturba su tranquilidad, por lo que muchas veces terminan cayendo en adicciones, tales como el alcohol o las drogas, para “sobrellevar” su dificultad. Aquí presentamos una lista de algunas celebridades que han sucumbido ante las adicciones, pero que, afortunadamente, han resultado victoriosos y hoy llevan una vida orgullosa y feliz.

Ernesto D’Alessio.

Según el actor, en la serie que recoge la vida de su madre, titulada Lupita D’Alessio, se expresan algunas de las causas que lo llevaron a caer en el consumo de drogas. El joven afirma que lo que más le gusta de la producción es que todo lo referente a ese tema se narra en pasado, pues hoy en día ya es una etapa superada. Aunque no se considera adicto, sí reconoce haber consumido estupefacientes.

No, no tuve un problema serio de drogas, pero sí la probé. Me acuerdo que llegué a consumir cocaína y probé la marihuana.

José José.

Nos referimos a uno de los cantantes más aclamados en los 70 y 80 en la escena latinoamericana. La fama y el duelo por la pérdida de su padre lo llevaron a caer en los excesos de las drogas y el alcohol. Incluso confesó hace poco que alguna vez intentó suicidarse con una pistola, pero que el arma no se detonó. El artista se recuperó de sus adicciones y su depresión, aunque ahora le queda una crisis de salud, ya que, según su misma confirmación, padece cáncer de páncreas.

Eduardo Yáñez.

El actor inició su carreta a muy temprana edad, y aunque sus éxitos en la televisión son numerosos, también ha sufrido momentos duros. Uno de ellos fue cuando quiso hacer carrera en Hollywood y fracasó, lo que quizás lo llevó a tener problemas severos con el alcohol, situación en la que se vio envuelto durante 5 años. Afortunadamente, es un crisis ya superada.

Como cinco años estuve bebiendo de una manera increíble, hasta que toqué fondo. Estaba tomando agua con loción, con colonia, ahí me di cuenta de que estaba muy mal. Bebía desde la mañana, primero cerveza, luego tequila y después whisky. Hoy ya no tomo.

Sasha Sökol.

La artista empezó su carrera en la agrupación Timbiriche cuando apenas era una niña. El éxito fue muy repentino en su vida y, en el ámbito laboral, estuvo muy solicitada durante su adolescencia. Pero en el año 1994, Sasha confesó su adicción a la cocaína y sus desórdenes alimenticios. Por fortuna, pudo rehabilitarse y recuperar su carrera artística. Ya se ha destacado en varios protagónicos de telenovelas, además de resurgir como cantante solista.

Roberto Palazuelos.

Aunque el actor afirma que su inicio en las drogas fue con pruebas esporádicas que le daban sus amistades, con el paso del tiempo empezó a desarrollar una adicción grave a la cocaína. A pesar de que tuvo tres recaídas y le costó mucho abandonar ese mundo, el actor al fin consiguió el valor para retomar las riendas de su vida.

Quizá te interese: 14 Celebridades que enfrentaron sus adicciones y las superaron. ¡Por eso los admiramos!

Flavio César.

Flavio fue uno de los galanes que les movió el piso a las adolescentes en los años 90. A la edad de 25 años, ya contaba con una carrera exitosa y promisoria como cantante y actor. Sin embargo, en el año 2006, Flavio afirmó que el mundo del espectáculo no lo llenaba y decidió convertirse al cristianismo.  Hoy en día, se dedica a cantar música cristiana para su congregación y no quiere saber nada del mundo de la farándula.

Pablo Montero.

Montero se vio involucrado en un fuerte escándalo cuando lo detuvieron en la ciudad de Miami por posesión de drogas en el año 2007. El artista afirmó que se encontraba en tratamiendo para superar sus adicciones cuando tuvo una recaída, cargaba droga encima y las autoridades estadounidenses lo detuvieron. Como resultado, perdió su contrato disquero y se internó en rehabilitación. A pesar de que más adelante se divorció, hoy sus dos hijas son la luz de la vida del cantante.

Alan Ibarra.

Alan se inició como cantante con  la agrupación Magneto en el año 1989. Luego de la desintegración del grupo, Alan intentó probar suerte como solita y como actor en algunas telenovelas mexicanas. Para el año 2010, se dio el reencuentro de Magneto y se rumoraba que Alan tenía problemas de alcoholismo, pues el cantante se presentó en estado de ebriedad y le costaba hacer las coreografías. También se dice que esa fue una de las causas de su divorcio en el año 2015. Hoy en día, ya está recuperado y continúa haciendo giras en su carrera como solista.

Julián Figueroa.

Figueroa admitió que tenía problemas de alcoholismo en el año 2015 y decidió internarse en una clínica para recibir tratamiento de rehabilitación. Varios artistas lo aplaudieron por su decisión, ya que su problema empezaba a notarse y a afectar su ámbito laboral. Al año de su rehabilitación, se afirmó que había recaído, pero los rumores se desvanecieron. Hoy en día, su carrera toma auge, ya que demostró que tiene talento para la actuación y la música.

Si bien no es fácil lograr salir de un torbellino tan arrollador como los son las adicciones, sí es admirable que estos artistas hayan tenido la fuerza y el valor para decir “no más” y tomar las riendas para recuperar sus vidas.

Quizá te interese: 5 Razones por las que “Kiki” Herrera y José José se divorciaron a los dos años de haberse casado

Fuente: Univisión