Tus labios son más que una parte de tu rostro. Su forma revela rasgos de tu personalidad

Familia y niños

March 22, 2018 00:20 By Fabiosa

Hay un motivo por el cual naciste con ciertos rasgos, cada aspecto de tu rostro y tu cuerpo está vinculado a una parte de tu personalidad y todos se fusionan para representar a la persona que eres. Según estudios derivados de la medicina china, la forma de tus labios tiene mucho que decir sobre tu forma de ser.

Labios “ricitos de oro”.

Tus labios no son muy gruesos ni muy delgados, más bien término medio y tu arco de Cupido no tiene las puntas demasiado definidas, aunque tampoco les falta definición. Eres muy estable en cuanto a tus relaciones. Te va bien y no te sobrepasas cuando se trata de drama. No eres apegada, pero buscas una sensación de conexión en las relaciones.

Labio superior inyectado.

Según las interpretaciones chinas, si cambias tu rostro, alteras tu sistema y, por ende, cambias tu destino. Si interfieres en tus rasgos naturales, interfieres en el camino que debes recorrer; por ende, alterar tu físico es alterar tu ser. Si inyectas tus labios, te puedes volver más apegada, egoísta y descontrolada emocionalmente. Si el labio superior es más grueso que el inferior debido a inyecciones, eres una persona a la que le encanta el drama en las relaciones. Si es un rasgo natural, eres una persona dada y te preocupas por las necesidades de los demás en una relación.

Labio inferior inyectado.

Significa que eres una persona que quiere que lo consientan, también puedes ser una persona que vive en la búsqueda constante del placer. La ventaja de tener alterada esta parte del labio es que, además, eres una persona que anhela con vehemencia disfrutar de la vida.

Quizá te interese: Cristales: ¡La nueva tendencia que hará que tus labios se vean siempre fabulosos!

Labios superior e inferior naturalmente gruesos.

Esta forma de los labios se correlaciona con un deseo fuerte de ser madre y de demostrar cuánto te interesas por los demás. Representa a una persona dada, que pone a los otros en primer lugar y a la que complace ser así. También representa a una persona con un buen círculo de amigos y una buena conexión con los demás. Valoran altamente las relaciones.

Labios finos.

Este tipo de persona puede ser solitaria y no le molesta, pues no necesitan vivir pegados a nadie.  No hablan el lenguaje de las relaciones de forma natural, como le ocurre a una persona de labios gruesos, pero eso no implica necesariamente que no sean buenos para tener relaciones y, más aun, para mantenerlas.

Labios con el arco de Cupido bien definido.

Esta forma de los labios indica que la persona es una buena comunicadora, rápida de mente y muy creativa. Ya que son tan ágiles, también pueden llegar a ser muy impulsivos y no siempre pensar antes de hablar, ya sea que los que digan sea agradable o despiadado.

Labios con el arco de Cupido redondeado.

Esta forma de los labios indica que se trata de una persona que es extremadamente amable. Normalmente son mucho más compasivos, se toman más tiempo con la gente y son más considerados que el resto del común denominador.

Labios con el arco de Cupido indefinido.

Este tipo de labios indica que se trata de una persona a la cual le faltan límites emocionales. Pueden llegar a ser excesivamente dadas y dedicarse a nutrir a los demás sin preocuparse por el cuidado de las emociones propias. Normalmente son muy responsables, pero a veces deben darse cuenta de que no siempre les compete resolver los problemas.

Fuente: Cosmopolitan

Quizá te interese: ¡Qué calor! Trucos sencillos y útiles para evitar que las altas temperaturas arruinen tu maquillaje