Perdió brazos y piernas en la guerra, pero al volver a casa había un desfile dedicado en su honor

Inspiración

March 8, 2018 20:16 By Fabiosa

La vida después de la guerra es difícil para todos; para los habitantes locales, que tuvieron que soportar bombardeos, crisis y seres queridos fallecidos, para la comunidad internacional, que observó impotente las situaciones desalmadas que ocurren en tierras extranjeras y para los militares de ambos bandos, que debieron dejar hasta su cuerpo en el campo de batalla a fin de luchar por un ideal que no siempre es acertado. Esta es la historia posguerra de Taylor Morris.

termderd / Imgur

Su vida la cuenta su mejor amigo a través de una publicación en la red social Imgur, con la finalidad de dejar clara su admiración infinita por su amigo, cuya lucha no terminó en Afganistán, más bien allí apenas comenzaba.

termderd / Imgur

Taylor era un chico normal, de alguna ciudad estadounidense, que disfrutaba la vida junto a su linda novia, Danielle, con quien tenía 7 años de relación. Sin embargo, en enero del año 2012 enviaron a Taylor a Afganistán, como parte del ejército de combate para la guerra que allí se libraba. El 3 de mayo, Taylor pisó una mina antipersonal mientras hacia una revisión del área.

termderd / Imgur

Tras la explosión, Taylor recibió atención médica, pero las heridas habían afectado todas sus extremidades, por lo que se vieron en la obligación de amputarle ambos brazos y piernas. Danille viajó de inmediato para visitarlo.

termderd / Imgur

Taylor sabía que no sería fácil vivir sin sus brazos y piernas, pero, muy al contrario de lo que todos creerían, jamás perdió su buena energía y se dispuso a escuchar y considerar las opciones que le ofrecían los médicos. El apoyo de familia, su novia y sus amigos fue incondicional.

termderd / Imgur

Una de las exigencias de adaptarse a una nueva vida es entender que las cosas que antes resultaban sencillas o normales, ahora, y con toda la razón, implican un reto y un esfuerzo extra. Taylor tuvo que aprender a hacer cosas tan simples como mandar mensajes de texto de una forma totalmente distinta.

termderd / Imgur

Quizá te interese: Travis Mills: padre de familia ejemplar, orador motivacional y además un cuádruple amputado, por cierto

Los médicos tampoco lo dejaron solo y además de referirlo a sesiones intensas de rehabilitación para no perder la fuerza de sus músculos, le propusieron modelos de prótesis innovadoras y eficaces con los que sería mucho más fácil llevar a cabo sus tareas diarias.

termderd / Imgur

En la opinión de su amigo, lo más admirable de Taylor es que en ningún momento desfalleció y siguió siendo la persona amable, ocurrente y divertida que todos conocían antes de la guerra. De hecho, su amor por su país también seguía intacto y sentía orgullo de haberle servido en cuanto pudo.

termderd / Imgur

El apoyo de su novia también ha sido digno de admiración, pues no ha considerado ni un solo segundo dejarlo solo. Además, su amor es tan fuerte e incondicional que llega a tener acciones muy valientes con él, como cargarlo sobre su espalda para ayudarlo a llegar a sitios a los que se le dificulta acceder con las prótesis.

termderd / Imgur

Cuando Taylor regresó a casa, sus amigos locales, familia y habitantes de su ciudad lo recibieron con un desfile, digno del honor que el héroe nacional se merecía. Más de 5.000 personas se aglomeraron en un desfile de más de 12 kilómetros para recibir al admirable hombre.

termderd / Imgur

De hecho, usaron la cartelera del cine local para difundir el mensaje de bienvenida hacia Taylor. En la superficie de la misma escribieron:

Taylor Morris. Héroe. Bienvenido a casa.

termderd / Imgur

Sin duda alguna, la guerra acaba con todo lo que encuentra a su paso, pero ésta se cruzó con la tenacidad de Taylor y, como podemos evidenciar, no pudo con ella.

Fuente: Imgur

Quizá te interese: Perdió una pierna y un brazo en un accidente – ¡Mira nada más su nuevo brazo biónico!