La dueña le ganó la batalla a una gran constructora, y su casita se quedó en donde estaba…

Inspiración

September 22, 2017 11:46 By Fabiosa

En la vida real, a veces hay guerreros y guerreras que superan a aquellos de la ficción. Tal como Edith Macefield, de Seattle. Esta señora, veterana de la Segunda Guerra Mundial, es una gran historia en la que la perseverancia y los principios, son protagonistas.

Esta interesante señora, quien falleció en 2008, es la versión real de la película de Disney, UP. Edith apenas volvió de Gran Bretaña de la guerra, se instaló en una pequeña pero hermosa casita en la que vivió más de 60 años tranquilamente.

Otra mujer guerrera: El policía iba a arrestar a una mamá soltera por romper la ley, pero entonces la dejó contar su historia

Todo cambió cuando una empresa gigante de construcción comenzó a comprar todo el vecindario para construir un centro comercial. Sin embargo, Edith, con sus 86 años, no quería mudarse de su casa. La constructora llegó a ofrecerle hasta 1 millón de dólares y Edith siempre los rechazaba con una sonrisa en su rostro.

Al final, la constructora decidió hacer el centro comercial alrededor de la casa de la señora, como se ve en la imagen de arriba.  Pero en un giro inesperado, la señora se hizo amiga del responsable por la construcción, Barry Martin. Tan fuerte fue la amistad, que Barry cuidó a Edith cuando fue diagnosticada con cáncer y estuvo cerca de ella hasta su fallecimiento. Y como era de esperarse, Barry protegió la casa hasta el final.

Mira también: Vivió poco más de 50 años en una CUEVA, ahora esta ancianita finalmente podrá mudarse

Hoy en día, además de que la casa de Edith fue preservada, tal como ella hubiese querido, la misma fue donada para albergar temporalmente a personas en necesidad.

La casa es el vivo recuerdo de la gran guerrera que fue Edith Macefield. ¿Inspiradora historia no?

Fuente: Histórias com Valor