6 Costumbres y creencias que impiden que se ahorre y alcance una estabilidad económica duradera

Inspiración

August 1, 2017 15:32 By Fabiosa

A la mayoría de nosotros nos cuesta mucho trabajo ahorrar. Estamos cubiertos de gastos y una vez que los pagamos, esperamos que llegue el siguiente pago. Sin embargo, al parecer no es tan complicado ser rico. No necesitamos tener una idea revolucionaria para iniciar una compañía super exitosa para ello. Se trata simplemente de eliminar algunas costumbres que nos impiden llegar al nivel financiero que queremos. Según los expertos, hay 6 errores financieros que las personas ricas no cometen y te los vamos a revelar aquí:

1. Negarse a enfrentar la realidad

Por más que trates de evadirte a ti mismo o los avisos que llegan del banco, tu situación económica no cambiará. Las personas que llegaron a hacer una fortuna lo hicieron interesándose por sus estados de cuenta e inversiones. Ser consciente de la realidad te hará tomar mejores decisiones respecto a tus finanzas.

También puedes leer esto: 5 profecías que Bill Gates hizo en 1990 y que ahora son una realidad

2. Gastas en exceso

Cuando ves que los ricos gastan en lujosas mansiones o coches deportivos, en realidad es porque cuentan con el dinero. No está explotando en exceso las tarjetas de crédito. Debes ser consciente de lo que cuentas para cada semana y tratar de gastar lo necesario en provisiones. Por ejemplo, una semana podrías saltarte las compras y preparar comidas con lo que ya tienes. Todo se trata de un control mental.

3. No ajustar tus finanzas después de un gran cambio en tu vida

Después de casarte, tener un hijo o incluso la pérdida de un ser querido, tu estado económico cambia drásticamente. Por supuesto, en ese momento es lo último que te preocupa, pero si aplazas preocuparte por tus finanzas, a largo plazo sufrirás un desequilibrio. La gente exitosa sabe que cada cambio implica dinero y trata de prever este tipo de gastos.

4. Gastar en intereses o comisiones

Darte un lujo de vez en cuando, como comer en un restaurante elegante, o comprar los zapatos que tanto querías está bien, ya que es algo que disfrutas. Pero gastar en comisiones o intereses por pagos atrasados, es simplemente un dinero que prácticamente estás tirando. Las personas adineradas protegen sus finanzas y saben exactamente lo que pagan. Difícilmente verás a alguien rico que se atrase con los pagos, ya que justo así es cómo llegaron a tener una situación económica sólida.

5. Te preocupas por ahorrar, pero no por ganar más

Los ricos saben que no deben depender de una fuente de ingreso única. Está bien preocuparse por ahorrar o reducir tus gastos, pero tu ahorro será mucho mayor si buscas una fuente de ingresos alternativa o un aumento de salario. Se trata de descubrir tus habilidades y aprender a aprovecharlas para encontrar la manera de cobrar por ellas.

También te puede interesar este artículo: En Dubai tiene tanto dinero, pero tanto dinero, que decidieron construir sus propias islas artificiales

6. Te preocupa tanto el precio que olvidas la calidad

A veces nos obsesionamos tanto con no gastar que a la larga salimos perdiendo. El ejemplo clásico es comprar unos zapatos o un abrigo económico pero de baja calidad. Si nos preocupamos un poco más por la calidad compraremos una prenda que nos durará mucho tiempo. En cambio, por más barato que sea algo si al cabo de un mes se rompe o desgasta, gastaremos más dinero, sólo que en pequeñas cantidades. Las personas ricas recomiendan buscar aquellos que sea de más valor y calidad, independientemente del precio.

Lo más importante es lograr un equilibrio y no convertir tus finanzas en un pesar, sino buscar aquello que te haga feliz y satisfecho con tu persona.


Este material es suministrado solamente con fines informativos. Algunos de los productos y elementos discutidos en este artículo pueden causar una reacción alérgica y dañar su salud. Antes de usarlos, consulte con un técnico o especialista certificado. Los editores no son responsables de ningún daño u otras consecuencias que puedan ser generadas por el uso de los métodos, productos o elementos descritos en este artículo.