Si los pequeños de la casa pelean, es probable que los padres sean los culpables

Familia y niños

July 13, 2017 18:09 By Fabiosa

Como papás, lo que más quisiéramos sería ver a nuestros hijos felices y si son hermanos, que sean felices juntos. Pero, desafortunadamente, es bastante común que haya épocas en que no sean los mejores amigos y haya peleas entre los dos. ¡Pero eso se puede evitar! Y aquí te dejamos 5 consejos que te ayudarán en ello.

No los compares.

Nada ganamos si nos la pasamos diciendo "tu hermano es mejor en ésto", "tu hermano hace mejor ésto". Realmente no beneficia a ninguno. En vez de eso creamos una especie de competencia, de rivalidad, en la que los hermanos sentirán alguna forma de envidia o desprecio hacia el otro. Cada uno es distinto, no tienen que ser mejores o peores que sus hermanos.

Lopolo / Shutterstock.com

No los hagas compartir demasiadas cosas.

Cada hermano es distinto, aunque sean familia, no tienen por qué compartir todo. Tal vez deban dormir en la misma habitación pero pueden tener su propio espacio, su propia ropa, sus propios juguetes. Debemos reforzar su individualidad y su independencia o sentirán la sombra del hermano que les comparte todo.

Collin Quinn Lomax / Shutterstock.com

READ ALSO: 7 consejos para que arregles cualquier diferencia con tus hermanos… ¡Siempre hay solución!

No consientas más a uno solo.

Muy fácilmente caemos en ésto. Tal vez pensemos que uno necesita más cuidados que otro y tal vez así sea, pero ellos no lo verán así. Si consientes demasiado a uno, sin consentir a los otros, harás que los otros resientan a ese uno y que ese uno, en cambio, pueda actuar de una manera negativa frente a los otros. Intenta siempre ser equitativa.

Tatyana Dzemileva / Shutterstock.com

Evita llenarlos de obsequios y premios.

Tal vez a ese uno que pareciera que estamos consintiendo es porque lo llenamos de premios por lo que hacen. El problema es que entonces sus hermanos se sentirán ignorados o desplazados o, peor, entrarán en un estado de competencia por recibir ese mismo premio que su hermano tuvo.

Romrodphoto / Shutterstock.com

No lo tomes a la ligera.

Tal vez creas que las peleas entre los hermanos es algo completamente normal e incluso saludable… Pero no lo es. Atiende sus problemas, averigua los motivos del porqué se pelean y resuélvelos. No siempre es una fase, no siempre puedes esperar a que crezcan y se lleven siempre bien.

wavebreakmedia / Shutterstock.com

Una familia no siempre estará llena de amor sólo por ser familia, se necesita esfuerzo, trabajo, dedicación. No siempre es fácil, pero cuando llegamos a ese lugar, no hay nada en el mundo que se compare con ese amor.

Monkey Business Images / Shutterstock.com

Ahora ya lo sabes, inicialmente podrías ser el causante de la enemistad entre tus hijos, así que evita estos errores para que ellos se apoyen, aprecien y dejen definitivamente las peleas o discusiones entre ellos.

QUIZÁ TE INTERESE:

Los pros y los contras en cuanto a la diferencia de edades entre hermanos


El material en este artículo solamente tiene fines informativos y no reemplaza el asesoramiento de un especialista certificado.