RESRVE

Venas varicosas: por qué se producen, sus tratamientos médicos y alternativas caseras para eliminarlas

Date April 5, 2018 13:43

Las venas varicosas es un padecimiento que sufren principalmente las mujeres. Se caracterizan por ser venas torcidas y agrandadas, muy visibles a través de la piel; generalmente se encuentran en las piernas. Estar mucho tiempo de pie o sentada, es uno de los principales motivos de que las venas sufran demasiada presión y, por ende, que aparezcan las varices. La herencia también parece tener un papel importante.

Algunas condiciones que provocan una presión extra en las venas, como el embarazo y la obesidad, pueden agravar el padecimiento. Sin embargo, en muchas ocasiones, las venas varicosas se consideran sólo como un problema cosmético. El verdadero problema ocurre cuando están acompañadas de dolor, picazón intensa, ulceración o eccema.

Tratamiento.

Si las venas no presentan mayores complicaciones, en la mayoría de las ocasiones se tratan  quirúrgicamente o eliminándolas con láser o con inyección de ciertos productos químicos. Sin embargo, estos tratamientos que pueden llegar a ser invasivos o costosos, se pueden evitar mediante el uso de algunos remedios caseros bastante eficaces que cualquiera puede realizar desde la comodidad de su hogar.

Esto es posible porque el objetivo principal de los remedios es fortalecer las paredes de los vasos sanguíneos y mejorar la circulación sanguínea. A continuación enlistamos algunos de ellos:

Remedios caseros para tratar las venas varicosas.

Arcilla.

JPC-PROD / Shutterstock.com

La aplicación de compresas de lodo en las piernas afectadas puede ayudar a reducir el agrandamiento de las venas. Simplemente mezcla la arcilla con agua y aplícala a tus piernas antes de acostarte. Por la mañana, lava la arcilla con agua tibia y seca el área.

¿Cómo funciona? A medida que la arcilla se seca, se contrae, lo que resulta en un efecto de compresión.

Quizá te interese: ¿Qué son las úlceras tróficas? Síntomas, causas, quién está en riesgo y cómo prevenirlas

Masaje suave.

Como podrás imaginar, la acumulación de sangre en las venas es un problema que agrava la condición. Así que masajear la zona es una forma muy efectiva de aumentar la circulación sanguínea y atacar el problema. Ojo: el masaje debe administrarse muy suavemente en personas que ya padecen el problema.

Masajea las piernas con suaves movimientos ascendentes y nunca presiones directamente sobre las venas afectadas. Es una excelente opción realizar el masaje con aceite de oliva o aceite de coco para brindar lubricación.

Mantente activo.

Joe Besure / Shutterstock.com

Un estilo de vida sedentario es el peor enemigo para las venas varicosas. Esto sucede porque el corazón bombea sangre hacia las arterias, pero el movimiento de los músculos de la pantorrilla ayuda al retorno al corazón desde las piernas.

El ejercicio frecuente es clave para prevenir y tratar el problema, pues ayuda a aumentar la circulación de la sangre. Si tienes un trabajo de oficina en el que pasas mucho tiempo sentado, recuerda pararte de tu asiento de vez en cuando y realizar estiramientos. Si por el contrario, pasas mucho tiempo de pie, no permanezcas en una sola posición, mueve tus piernas de un lugar al otro para que la sangra circule.

Dieta.

Las investigaciones indican que un aumento en los niveles de homocisteína en la sangre puede dañar el revestimiento de los vasos sanguíneos y aumentar el riesgo de padecer trombosis y venas varicosas. La deficiencia de vitaminas del complejo B, B6 (piridoxina), B9 (ácido fólico) y B12 (cobalamina) en particular, es conocida por elevar los niveles de homocisteína.

Las batatas, las papas, las semillas de girasol, los aguacates, los plátanos, el brócoli, las lentejas y las habas son buenas fuentes veganas de estas vitaminas.

Compresión.

Tibanna79 / Shutterstock.com

Un remedio por excelencia, es la compresión uniforme con medias de compresión especialmente diseñadas para la condición. Es un remedio probado para tratar el problema, pues la presión suave pero uniforme comprime las venas, reduciendo su diámetro.

Antes de tomar la decisión de probar algo tan drástico como la cirugía, habla con tu médico acerca de estas alternativas naturales.

Fuente: Natural Living Ideas, Mayo Clinic

Quizá te interese: ¿Necesitas eliminar el acné, las arrugas u otros problemas de la piel? Estas plantas son para ti


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.