Cuando un hombre miente su nariz sí crece y otras señales lo delatan sin que se de cuenta

Estilo de vida y salud

January 17, 2018 15:19 By Fabiosa

¿Cuándo fue la última vez que tu novio o marido te mintió? ¿Estás absolutamente segura de eso? Un estudio encontró que el hombre promedio miente cuatro veces por semana. Por el contrario, las mujeres tergiversan la verdad sólo tres veces por semana.

La mayoría de éstas son pequeñas mentiras, pero, con el tiempo, mentir puede ser una pendiente peligrosa.

Algunos estudios han demostrado que mientras más mentiras decimos, el cerebro se vuelve más insensible a la culpa que generalmente acompaña a la deshonestidad. Así que cuanto más mentimos, más fácil es y más grandes son las mentiras.

La otra consecuencia es que es realmente difícil detectar una mentira, particularmente en personas que conocemos bien. Entonces, ¿cómo puedes saber si tu pareja te está diciendo mentiras? Con la ayuda de algunos expertos en engaño, te presentamos la mejor guía para detectar a un Pinocho.

1. Mira hacia la derecha o hacia la puerta.

Una persona diestra mirará hacia arriba y hacia la izquierda al recordar la verdad (hacia el centro de memoria del cerebro que se encuentra en el lado izquierdo del cerebro), mientras que una mirada hacia arriba y hacia la derecha sugiere que está inventando una respuesta (de la parte creativa del cerebro, que está a la derecha).

Si están recordando algo que escucharon, una mirada directamente a la izquierda (hacia la oreja izquierda) sugiere la verdad, mientras que una mirada a la derecha indica un mentiroso. Las personas que engañan a menudo miran hacia la puerta, inconscientemente revisando su ruta de escape.

2. Su tono de voz cambia.

Los mentirosos a veces se llaman "habladores rápidos", pero la velocidad de su discurso varía tanto como la de una persona honesta dentro de una conversación. Sin embargo, los mentirosos alterarán sus índices de habla dentro de una sola oración. Típicamente, un mentiroso puede comenzar a hablar lentamente, porque está tratando de descubrir su mentira, pero una vez que se le viene a la cabeza, trata de escupirlo lo más rápido posible.

Quizá te interese: Las relaciones de pareja perfectas no existen, y hay 8 mitos que finalmente han sido desmentidos

3. Te hace cuestionarte.

Los mentirosos experimentados son capaces de distorsionar la realidad de forma única y nos hacen sentir que el piso está cambiando debajo de nosotros, que algo extraño está en marcha, pero no podemos decir qué es. Él puede arrojar información falsa con tal convicción que te hace comenzar a cuestionar tus propios recuerdos. Este tipo particular de manipulación se denomina "iluminación de gas" y las frases más comunes incluyen: "Nunca dije eso, deja de inventar cosas", "¿Cómo es que siempre me estás acusando de cosas horribles?" y "¿Qué te pasa? Eres tan paranoico".

4. Responde con rodeos.

Si tarda mucho en responder a una pregunta directa, es porque probablamente esté pensando qué dirá a continuación. Por lo regular tratan de cuidar cada palabra que dirán para no contradecirse y siempre tendrán una justificación para cada situación.

5. Su nariz realmente crecerá, como Pinocho.

La historia del niño de madera cuya nariz crece cada vez que dice una mentira no está realmente lejos de la realidad. La nariz de un hombre realmente se verá más grande cuando miente gracias a un área en la parte inferior de su nariz, llamada columela, que se contrae cuando está mintiendo, provocando que las fosas nasales brillen y su nariz se vea más grande y más ancha en su rostro.

Ésta área es más grande en un hombre que en una mujer, lo que significa que contiene más vasos sanguíneos y se inflamará más con el estrés.

6. Sus pies lo delatan.

Algunos estudios han demostrado que los mentirosos tienden a posicionarse no de frente, sino en ángulo recto con la persona a la que mienten. Ésta es una forma inconsciente de evitar el escrutinio, alejando la mitad de su cuerpo de la otra persona.

Si eso no es prueba suficiente, observa hacia dónde apuntan sus pies: si sus dedos apuntan hacia una puerta, es una señal física de que están esperando tomar una salida apresurada. Lo mismo es cierto si alguien que está sentado se pone de pie o parece agitado.

Los expertos dicen que mostramos nuestros verdaderos sentimientos a través de nuestros pies, porque no han sido entrenados para disimular nuestros pensamientos.

¿Alguna vez has notado estos indicadores en tu pareja? La próxima vez pon mucha atención a su lenguaje corporal y descubre si es honesto contigo o si está ocultando algo.

QUIZÁ TE INTERESE:

Pueden surgir 5 complicaciones cuando la diferencia de edades entre una pareja es muy grande

7 Consejos para conseguir que la llama del amor nunca se apague en una relación de pareja


El material en este artículo solamente tiene fines informativos y no reemplaza el asesoramiento de un especialista certificado.