Mentiras que debes evitar al inicio de una relación para empezar con el pie derecho

Noticias

August 15, 2017 17:13 By Fabiosa

En cualquier relación, decir mentiras no es sano, pues generalmente provocan problemas, ya sea a corto o largo plazo.

Cuando se trata de una relación de pareja es aún más dañino, pues al dar información falsa evitas que la otra persona te conozca tal y como eres. Lo mejor es empezar con el pie derecho y ser lo más transparente. A nadie le gusta enterarse que su relación está construida a base de mentiras.

Te recomendamos:  ¿Cuál de estas parejas es la más feliz? ¡Tu elección dirá mucho sobre tu propia relación!

Aquí te dejamos las mentiras más frecuentes, y dañinas, que se dicen al iniciar una relación de pareja, ¡mucho cuidado!:

1. "A mí también me gusta"

No mientas y digas que te gustan las mismas cosas que a la otra persona sólo para quedar bien. Recuerda que a mucha gente le atraen "los polos opuestos" y no las personas que son una copia exacta a ellos. De todas formas, tarde o temprano descubrirá que mentiste y puede resultar en una terrible decepción que acabe con tu relación.

2. "No soy celoso"

¿Sólo dices para quedar bien, cierto? Si bien a nadie le gustan los celos, es imposible (e impredecible) que los vayas a experimentar. Puedes dejar en claro que no sufres de celos enfermizos y que la confianza lo es todo para ti en las relaciones, sin embargo, es bueno dejar en claro que existen ciertas actitudes que podrían molestarte.

3. "No salgo ni a la esquina"

Actualmente, es completamente normal y saludable que, tanto hombres como mujeres, tengan una vida social activa. Es básico dejar en claro qué tipo de estilo de vida llevas, para no tener que inventar historias cuando quieras salir con tus amigos.

También puedes leer:  Parejas del mismo signo… ¿Tendrán una vida llena de felicidad o calamidad?

4. "Jamás hablo con mi ex"

Si es real que ya no tienes ningún contacto con tus ex parejas, adelante. Pero si lo dices en un intento de convencer a la otra persona  que tu pasado ya quedó atrás, evítalo. Lo mejor es decir que quedaste en buenos términos con tu pareja anterior y que conversan de vez en cuando.

5. "Yo no creo en eso, ni siquiera me interesa"

Ocultar tus creencias, gustos, raíces y convicciones es lo peor que puedes hacer. No se trata de estar de acuerdo en todo, sino de conocerse tal cual son. Si crees firmemente en algo, dilo, la otra persona tendrá que respetarlo. De lo contrario le caerá por sorpresa más adelante y puede haber problemas.

6. "Eso no me molesta"

Tampoco es saludable fingir que algo no te molesta. Por ejemplo: "A mí no me molesta que llegues dos horas tarde". Si algo te incomoda es mejor dejarlo claro desde un inicio.

7. "No creo en el amor" o "Sí creo en el amor"

Sin importar el tipo de relación que busques, es importante dejarlo en claro y evitar señales confusas que ilusionen a la otra persona. O al contrario, tú podrías salir lastimado.