VIDA REAL

6 Trastornos clínicos que las películas de animación de Walt Disney han reflejado en la gran pantalla

Date November 9, 2017 16:39

Aunque algunas personas creen que las imágenes que se suceden ante nuestros ojos en la pantalla son pura ficción, la realidad muestra lo contrario. El cine, en todos sus géneros, siempre ha tenido en lo real un referente, incluso, las animaciones más ingenuas, creaciones de Walt Disney, hallan en la realidad un pretexto.

Si nos detenemos en algunos de los clásicos del Walt Disney, veremos que permiten describir realidades clínicas, es decir, algunos trastornos de salud. Veamos algunos ejemplos:

1. Síndrome de Kleine-Levin y La Bella Durmiente:

La historia de la animación cuenta que una princesa fue condenada por una bruja a un sueño eterno, del cual no podía despertar. En realidad, este estado de hipersomnia hace alusión a un síndrome que se conoce como Kleine-Levin. Se trata de un trastorno neurológico que provoca somnolencia excesiva y largos periodos de sueño, que pueden durar mínimo 18 horas diarias.

2. La tricofagia y Rapunzel:

La historia, basada en una cuento de los hermanos Grimm, cuenta la tragedia que vive una joven que es encerrada en una alta torre por una bruja. El rasgo distintivo de Rapunzel es su largo cabello. En realidad, esta historia hace referencia a una rara condición conocida como tricofagia. Ésta consiste en un deseo por devorar y masticar el cabello. El cuento ha servido como metáfora de esta obsesión patológica.

Quizá te interese: ¡Cuidado, papás! Estas actitudes podrían arruinar la capacidad de tus niños de ser adultos

3. Alicia en el País de las Maravillas o la percepción distorsionada de la realidad:

Este cuento de Lewis Carrol ha servido para dar cuenta de un trastorno neurológico que altera la percepción de la realidad. Las personas que padecen este síntoma ven su propio cuerpo distorsionado y pierden la referencia del tamaño de los objetos, tal y como lo experimenta el personaje de Alicia en el cuento.

4. Cenicienta o el miedo de las mujeres a la independencia:

El cuento narra la historia de una tensa relación entre una joven doncella y su madrasta. Basándose en este relato, Colette Dowling describió un trastorno de orden mental que provoca en las mujeres el miedo a la independencia. Se trata de un deseo inconsciente de ser atendidas por otros. La asociación con la película de Walt Disney surge, precisamente, por la idea del gallardo príncipe que debe rescatar a la indefensa princesa.

5. Peter Pan o el miedo a crecer:

La historia de este personaje, creado por el escritor James Matthew Barrie, transparenta un trastorno mental que afecta, sobre todo, a varones. Se trata del miedo a crecer y a asumir los roles que la sociedad depara para los adultos varones. Por lo general, son hombres que rehúsan sus responsabilidades; incluso, declinan su posibilidad de experimentar la paternidad.

6. Wendy o la sobreprotección:

Wendy, el personaje femenino que acompaña a Peter Pan en sus peripecias, es también la metáfora de otra condición, esta vez experimentada por las mujeres. Se trata de una rara obsesión protectora. Las mujeres que padecen este trastorno se anulan como individuos (sus deseos, emociones, inquietudes) para satisfacer las necesidades de otros, generalmente del hombre amado o de los hijos.

Como habrás comprobado, el cine no es una fantasía, es un relato que está fuertemente anclado en la realidad y que puede hacernos visibles un conjunto de problemas físicos y desordenes mentales. ¿Conoces alguna historia cinematográfica que se haya basado en otra enfermedad? Comparte con nosotros.

Fuente: Salud 360

Quizá te interese:

¿La idea de renunciar a todo pasa por tu mente? Escucha esta sabia reflexión sobre la vida…

6 Razones por las que tener amigos imaginarios no sólo es normal ¡sino también recomendado y genial!


Es importante aclarar que toda la información contenida en Fabiosa Español tiene un fin informativo exclusivamente, y que en ningún momento debe ser considerada como asesoramiento, diagnóstico o tratamiento médico profesional. Nunca deje de buscar asesoramiento médico, no ignore el consejo médico, ni demore en buscar asistencia médica por algo que haya leído en este sitio.