Tareas cotidianas con las que pueden colaborar los hijos para que sean futuros adultos responsables

Familia y niños

August 2, 2017 15:49 By Fabiosa

Uno de los dilemas que enfrentamos los padres durante la crianza de nuestros hijos es cómo enseñarlos a ser responsables. Nadie nace siéndolo y aprenderlo durante nuestra vida es una tarea esencial. No hay una guía exacta de cómo debemos educarlos, pero sí podemos guiarnos por ciertos consejos que toman en cuenta tanto el desarrollo motor, como psíquico, emocional y físico en los pequeños.

Empecemos por lo más básico. ¿Dónde habita el niño la mayor parte del tiempo? En su hogar. Entonces, es allí donde comienzan las primeras lecciones. Para ellos es importante que los involucremos en las tareas domésticas. Esto no significa que eduquemos a amas de casa, por el contrario, se trata crearles hábitos, de fomentar el desarrollo motor, estimular el sentido comunitario y solidario, mostrarles el sentido de la organización.

Es imposible que el niño aprenda solo a sentarse correctamente en la mesa a la hora de comer, pero también es poco probable que sepa cómo servir la mesa o cómo recogerla. Para ello, debes mostrarle cómo se hace. Y, por supuesto, la clave de toda pedagogía es la paciencia: recuerda que todos hemos estado en ese lugar. Es importante que no le exijas al pequeño tareas que no puede cumplir, que hará mal o pondrán en peligro su vida. Por ejemplo, no lo dejes cargar la losa de cristal o no le pidas que limpie los cubiertos si hay cuchillos.

QUIZÁ TE INTERESE: 7 consecuencias que habrán de enfrentar en su vida los hijos de padres negligentes

Para que puedas guiarte mejor, te ofrecemos una relación de las actividades que puede realizar el niño según su edad.

2-3 años de edad:

Puede comer solo, recoger sus juguetes, llevar la ropa a su cuarto y si te parece oportuno, involúcralo en el riego de las plantas.

4-5 años de edad:

Puede bañarse y vestirse solo, incluso, puede servir la mesa y recogerla, con la ayuda de mamá y papá. Si tiene una mascota es hora de que empiece a ocuparse de ella, puede darle de comer.

6-7 años de edad:

Puede preparar su mochila para el colegio y organizar su librero. Los fines de semana puede ayudarnos sacudiendo el polvo.

8-9 años de edad:

Puede prepararse su desayuno con la supervisión de un adulto. Es hora de que el pequeño se involucre más en las actividades del hogar.

10-11 años de edad:

Puede cuidar a sus hermanos más pequeños y limpiar su cuarto.

12 años en adelante:

Puede ocuparse de su cuarto totalmente, de la limpieza de parte de la casa y de abastecer la despensa.

Aunque cada niño es diferente y tiene su propio ritmo para el aprendizaje, es importante que desarrolles el sentido de la responsabilidad de tu hijo y lo hagas partícipe del hogar.

Fuente: Etapa Infantil

QUIZÁ TE INTERESE:

3 Errores que los padres cometen con frecuencia y que dañan la autoestima de sus hijos


El material en este artículo solamente tiene fines informativos y no reemplaza el asesoramiento de un especialista certificado.