Sudar de manera excesiva no es normal: causas, tratamientos y métodos para controlar la hiperhidrosis

Estilo de vida y tendencias

November 6, 2017 04:12 By Fabiosa

¿Alguna vez has notado que sudas demasiado en tus axilas, incluso, si no hay calor? Aunque la sudoración es un proceso natural, como parte de una función corporal, que consiste en liberar un líquido a través de las glándulas sudoríparas ecrinas para enfriar nuestros cuerpos, puede tratarse también de un padecimiento anormal llamado hiperhidrosis axilar.

Se trata de una sudoración excesiva que no responde a las causas normales que provocan el sudor. En estos casos, los médicos se refieren a una hiperhidrosis primaria o focal. Por lo regular se presenta en las axilas, las manos o los pies. Sus causas suelen ser indeterminadas, aunque se ha constatado cierto patrón hereditario y hormonal.

Además, existen algunas enfermedades o condiciones desencadenantes, como:

bertys30 / Depositphotos.com

1. La menopausia.

2. El hipertiroidismo.

3. Los trastornos de control de la glucosa.

4. La ansiedad, el estrés o el nerviosismo.

5. Algunos medicamentos.

Según algunos estudios, al menos 1 % de la población padece de hiperhidrosis. Este tipo de padecimiento puede desencadenar conflictos psicológicos y emocionales, por la situación extenuate y embarazosa a la que se ven sujetos los individuos. A menudo, provocan aislamiento social, retraimiento y complejos de inferioridad.

¿Cómo enfrentar esta situación?

HighwayStarz / Depositphotos.com

Aunque no existe un tratamiento para controlar una función normal del cuerpo, sí existen algunas vías a través de las cuales puede controlarse el síntoma angustioso de la sudoración excesiva. Es importante saber que estas alternativas actúan sobre los nervios que controlan la sudoración. Veamos algunas opciones.

Aplicaciones tópicas:

1. Botox (Toxina botulínica de tipo A).

La toxina botulínica del tipo A es una proteína producida por una bacteria llamada Clostridium botulinum. Su uso en el mundo de la cosmética se ha ampliado considerablemente y hoy también se emplea en tratamientos médicos, como la hiperhidrosis axilar.

2. Antitranspirantes.

monkeybusiness / Depositphotos.com

Uno de sus principales compuestos, sales de aluminio (clorhidrato de aluminio AHC o el cloruro de aluminio AC), ayuda a controlar la sudoración excesiva. Actúan directamente sobre las glándulas, evitando la secreción abundante.

3. Fármacos anticolinérgicos.

Actúan sobre el sistema nervioso periférico y controlan la sudoración excesiva. Los anticolinérgicos son sustancias, naturales o sintetizadas, que actúan inhibiendo la actividad de la acetilcolina en el sistema nervioso periférico.

4. Terapias eléctricas (Iontoforesis).

Se trata del uso de corriente directa o pulsada para controlar la sudoración excesiva. Se cree que la terapia eléctrica actúa de forma microscópica en la capa externa de la piel, al bloquear las glándulas por las que fluye el sudor.

Algunos consejos que pueden ayudarnos a evitar la sudoración excesiva:

1. Usar ropas de colores claras y ponderar los tejidos de algodón.

2. Evitar la exposición al sol.

photography33 / Depositphotos.com

3. No consumir demasiada sal, café o especies.

Esperamos que esta información haya sido beneficiosa. Recuerda que ante cualquier duda, tu mejor opción es acudir al médico y asesorarte.

Si estos consejos te resultaron útiles, ¡no dejes de compartir esta información con familiares y amigos!

Fuente: Medline Plus, Eucerin

Quizá te interese:

6 errores al aplicar desodorante que arruinan por completo su acción contra el sudor y mal olor


Es importante aclarar que toda la información contenida en Fabiosa Español tiene un fin informativo exclusivamente, y que en ningún momento debe ser considerada como asesoramiento, diagnóstico o tratamiento médico profesional. Nunca deje de buscar asesoramiento médico, no ignore el consejo médico, ni demore en buscar asistencia médica por algo que haya leído en este sitio.