5 Factores que han llevado al ser humano a tener animales domésticos a lo largo de la historia

Animales

November 27, 2017 17:16 By Fabiosa

¿Qué amante de las mascotas no ha sentido que todo su cuerpo se derrite cuando encuentra una escena de un tierno perrito dormido o jugando con uno de sus hermanitos? Hay algo que nos impulsa a querer, desear, incluso, imponer nuestras normas y conductas a los animales domésticos. Pero, alguna vez, nos hemos preguntado ¿por qué ocurre ésto?

Hay muchas teorías sobre las hormonas que liberamos cuando abrazamos a nuestros gatos o perros, incluso sobre el estatus económico que para muchos representa ser dueño de una mascota. Sin embargo, los científicos que se han dedicado a realizar estudios sobre la antrozoología, refieren que la relación de las personas con las mascotas es simplemente el resultado de la evolución de la especie humana y nuestro característico comportamiento social.

Como resultado de esa evolución, algunos especialistas en el tema han planteado varios factores que han llevado a los hombres a mantener la costumbre de tener mascotas a lo largo de su historia.

Best dog photo / Shutterstock.com

1. En la antigüedad los animales eran usados como herramientas o compañía para realizar la caza. Así empezaron a ser valiosos, pues no solo servían de alimento para el hombre. Brindaban una posibilidad mayor para la supervivencia.

2. Por otra parte, la protección que las féminas ofrecían a los animales más indefensos, en la antigüedad, demostraba que las mujeres eran potencialmente futuras “buenas madres”. Como consecuencia de ello, hay teorías que plantean que la relación de las mujeres con los animales era un factor a tener en cuenta por los hombres a la hora de seleccionar a su pareja mujer.

QUIZÁ TE INTERESE: Ella tiene el mejor trabajo del mundo: ¡hacer que las mascotas disfruten las bodas de sus dueños!

Kiselev Andrey Valerevich / Shutterstock.com

3. También constituía una evidencia del estatus económico que tenía una persona, pues debía contar con recursos para brindar las condiciones requeridas por los animales que poseían. De este modo se podía identificar la clase social de ciertos individuos.

4. Como ya planteamos anteriormente, tener una mascota es parte de nuestro comportamiento social. Los hombres buscan estar en relación constante con otras personas y también con los animales, porque es un ser social por naturaleza.

Dora Zett / Shutterstock.com

5. En la actualidad, los procesos culturales se han constituido como un factor significativo en la preferencia de algunos por tener mascotas, pues tenerlas es un comportamiento socialmente contagioso. Aunque éste es uno de los factores más cuestionados, estamos muy influenciados por las modas que se instauran sobre los tipos de mascotas, las razas, los hábitos educativos; incluso, los atuendos que elegimos para nuestros perritos o gatitos. De hecho, culturalmente hablando, mientras que para algunas regiones una mascota es un miembro de la familia, para otras puede ser simplemente comida.

El amor místico y romántico que tenemos por nuestras mascotas puede estar resumido en algunos de estos aspectos. En nuestro proceso evolutivo hemos ido cambiando la forma en la que vemos a los animales domésticos y no siempre ha sido para que los beneficios de la relación sean equitativos. Conocer sobre el tema si queremos una mascota puede ser importante, pues no todo lo que para nosotros es bueno o adecuado, lo es para ellas.

Fuente: BBC, The Washington Post

QUIZÁ TE INTERESE:

Amelia: La niña sin miedo y mucho amor a los animales

¡Preparen las correas! Argentinos finalmente aprueban que las mascotas viajen en metro