NOTICIAS

4 Consejos a seguir para construir una relación amorosa estable, fuerte y duradera

Date November 30, 2017 18:53

La desesperación por fundar y consolidar la vida en pareja, puede conllevar a cometer ciertos errores que terminan por convertir nuestra relación en una titánica guerra mundial. Al tratar de que todo esté perfecto o de controlar cada detalle, no nos percatamos de que afectamos al otro. No tomamos en consideración la diferencias que existen entre los seres humanos y menos aún que la cuestión biológica de ser hombre o mujer, hace que veamos y entendamos el mundo de maneras diferentes.

A continuación, proponemos una serie de consejos para enfrentar nuestras relaciones y lograr armonía y equilibrio con nuestra pareja.

1. Dejar de pensar que una buena relación amorosa solo es aquella que nos lleva al matrimonio.

En ocasiones pensamos en el matrimonio como la institución de la felicidad, la responsabilidad y la armonía, y esto es totalmente erróneo. Con ésto no queremos decir que debamos negarnos a casarnos o que dar el paso no tenga importancia. Lo que tratamos de decir es que enfocarse en el matrimonio como “el objetivo esencial” es un gran error.

Todas las relaciones tienen algo que enseñar, si sabemos aprender de ellas. Las de un año, las de una década o hasta las que duran un día. Podemos vivir una relación, sin llegar al matrimonio, en la cual estemos muy comprometidos y enamorados. A veces, cuando comenzamos a presionar por dar el paso de casarse, nuestra pareja se tensa y pueden comenzar las discusiones, distanciamientos y hasta puede ocurrir la ruptura.

En la pareja es importante mantener el diálogo y la comprensión. Lo que para unos puede ser un sueño, para otros no tiene por qué serlo y eso no significa que sienta menos amor. El matrimonio no garantiza la felicidad o el éxito de la relación, por lo cual debemos tratar de no presionar en ese sentido y vivir cada relación con intensidad y conciencia.

2. Si pides escuchar una verdad, no debes enojarte con la respuesta que recibas.

Los hombres y las mujeres somos muy diferentes. Cuestiones tan elementales que puede hacer una chica, como averiguar mucho o preguntar sobre algo que está claro, pueden ser molestas para los chicos. Según algunos científicos, ésto se debe al factor del cromosoma Y de los hombres. El problema es que, al final de la historia, ninguno de los dos miembros de la pareja aprende a lidiar con las diferencias que existen entre ellos.

Por ejemplo, generalmente cuando una chica va a salir y se prueba una ropa, enseguida corre a pedir el visto bueno de su novio. Él no se limitará en expresar su criterio y ella se molestará si él no dice lo que espera escuchar. El problema no es un cromosoma, sino la incapacidad de ambos de reconocer las actitudes de los otros y no comunicarse para lograrlo.

Las soluciones podrían ser muchas, pero por el futuro de la relación, la mejor es aquella en que los dos terminen felices. Bien ella podría aprender a respetar el criterio de él —sin que ello implique que se cambie de ropa por una negativa— o él podría comprender que para ella es importante conocer su criterio.

QUIZÁ TE INTERESE: Los 7 comportamientos que las mujeres maduras no demuestran para tener éxito en sus relaciones

3. No es recomendable que las mujeres le hablen de otros hombres a sus parejas.

En muchas ocasiones, las mujeres recurren a esta vía para atraer la atención de su chico. Pero este es un craso error. Si bien hemos dicho que la comunicación es la base de cualquier buena relación, hablar a nuestros novios sobre otros hombres o de relaciones anteriores, puede ser peligroso para el futuro del romance. Primeramente, debemos comprender algo, todas las acciones y decisiones que tomamos están permeadas por los aspectos sociales. Y la sociedad nos ha enseñado a todos que las mujeres no pensamos en otros hombres que no sean nuestros esposos o familiares.

Si bien es una cuestión influida por el machismo, el problema no es que no pensemos o no nos relacionemos con otros hombres, sino que no usemos ésto como un arma para atraer la atención de nuestro chico. Bajo esas condiciones, él se sentirá inseguro, desconfiado y puede ser que nada de lo que hagamos luego pueda solucionarlo.

Si quieres tener más atención de tu pareja, incítalo con las cosas que le gustan, compartan juntos momentos especiales, compréndelo. Y, lo más importante, no tienes que estar al lado de alguien que no te hace feliz. Si no estás satisfecha con el lugar que te da y de ninguna de las formas que tratas lo consigues, no tienes por qué seguir en la relación.

4. Evita el sentimiento de posesividad, nadie pertenece a nadie.

Generalmente pensamos que estar en una relación nos da potestad para intervenir o decidir en la vida de nuestra pareja. Ese es otro craso error. Seguro cuando eras joven pensabas que tus padres no tenían derecho a decirte quién podía ser tu novio o no, o si podías asistir a una fiesta. Sentías que nadie debía controlar tus acciones y, de repente, ¿en eso te has vuelto?

Mantener una relación amorosa no es una obligación, ambas personas tienen que estar de acuerdo. La forma de enfrentar la vida en pareja se va construyendo con el paso del tiempo y evoluciona de acuerdo a las ganas y perspectivas de los dos miembros. Por ello, creer que tienes derecho sobre el otro es una terrible falla. Tomar su teléfono para revisarlo, decirle qué hacer a cada paso o querer impedir que tu chico simplemente salga con sus amigos no tendrá un buen fin. Juegas con la privacidad del otro y te atribuyes derechos que no te corresponden. Un novio es un compañero de batalla, no tu peluche preferido.

Como podemos ver, muchos de estos consejos pueden servirnos o nos hubieran servido más de una vez en la vida. La comunicación es uno de los pilares fundamentales de cualquier relación y la podemos ver reflejada a lo largo de estos 4 consejos. Trata de manejar tu vida amorosa con confianza y seguridad y no te aferres a personas, simplemente por no estar sola.

Fuente: Huffingtonpost, Psychology Today

QUIZÁ TE INTERESE:

Expertos en relaciones de pareja parecen haber encontrado la fórmula para tener una relación exitosa

4 pasos para lidiar con las relaciones tóxicas y cómo salir de ellas