ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

12 Consejos para olvidar viejos hábitos al dormir y despertar feliz tras un sueño reparador

Date October 26, 2017 18:05

El acelerado ritmo de la vida en las ciudades contemporáneas, la constante actividad nocturna, la bebida, los trabajos con horarios intensos y los largos tiempos de desplazamiento gracias al congestionamiento de las vías, son algunos de los factores que nos alejan comúnmente de un sueño reparador.

Además, hay muchos mitos alrededor del sueño que, a veces, nos hacen tomar decisiones que no nos ayudarán a alcanzar el sueño reparador. Acá te brindaremos una serie de consejos para que puedas abandonar esos mitos, y te asegures de despertar como realmente tú lo mereces:

1. Prepara una rutina y horario para el sueño.

Prepara una rutina de acciones que siempre hagas antes de dormir y un horario en el que tratarás siempre de dormir. Eso es ideal, pues tu cuerpo solo se prepara para el sueño cuando llega el momento. Un hábito que atenta contra este consejo es el dormir más los fines de semana, esto altera el ciclo que has creado y trastoca a tu cuerpo.

2. Confía en las habilidades de tu cuerpo para mantenerse en pie.

Contrariamente a lo que pensamos, nuestro cuerpo despertará como parte de su proceso natural. Tomar café puede ser un gusto o un placer, pero debemos confiar en que aún sin tener café despertaremos, porque eso es lo que nuestro organismo tiene que hacer.

3. Relájate antes del sueño.

Si eres de las que te llevas los problemas y el trabajo a la cama, estás cometiendo el peor de los errores. Para dormir, no solo necesitamos dejar a nuestro cuerpo en reposo, sino la mente también. Asegúrate de que tu mente quede despejada, algunos ejercicios de respiración pueden ser muy útiles.

4. Duerme el tiempo recomendado.

Generalmente los especialistas recomiendan dormir entre 7 y 9 horas, pues es el rango de tiempo necesario para la recuperación del cuerpo. Dormir más implica que has entrado en otro ciclo de sueño, por lo cual tu cuerpo despertará como si no hubiera dormido lo suficiente. Dormir menos tampoco será reparador, pues no habrás cumplido con todas las fases necesarias.

5. Olvida los diez minutos de sueño que te proporciona la alarma.

¡Diez minutos más, por favor! Esa es la frase que más repetimos en la mañana. Pero si quieres despertar realmente reparado y energizado deberás sacar este punto de tu rutina de sueño. Según algunos especialistas este hábito solo te dejará más cansado, pues el sueño de diez minutos no es reconstructivo, al contrario, mantiene a tu cuerpo alerta para no quedarte dormido profundamente.

Quizá te interese: 5 problemas del sueño que pueden ir apareciendo con la edad: de la vejez no hay escapatoria

6. Deja entrar la luz.

La luz es un factor importante para que nuestro cerebro comprenda que es hora de despertar. Sí, nuestro reloj biológico es capaz de interpretar la luz como una alarma natural. Por lo tanto, cerrar las cortinas de tu habitación o evitar que entre la luz, es una muy mala idea si quieres que tu cerebro te envíe la alerta.

7. Prepara un buen desayuno.

Tomar un buen desayuno nos garantiza un mejor despertar. Con un menú que incluya fibras y proteínas puedes lograrlo. Por otro lado, debemos evitar aquellos alimentos que contengan muchas grasas y carbohidratos, pues estos hacen que se incremente el nivel de melatonina en el cerebro lo cual dará la sensación de sueño.

8. No tomes siestas en los horarios de la tarde.

Dormir en la tarde tiene un efecto en nuestro cuerpo similar al de la cafeína, solamente retrasará el horario de sueño. Sin embargo, si fuera necesario, es preferible tomarla en los horarios de la tarde antes de las 4:00 p.m.

9. Evita consumir alcohol antes de dormir.

Siempre hemos visto que luego de ingerir alcohol dormimos como bebés. Aunque es cierto en parte, pues nos ayudará a alcanzar el sueño rápidamente, el alcohol es un retardador de la fase REM del sueño. En esta fase se desarrollan procesos que permiten la memorización y ayudan al aprendizaje, por lo tanto, su reducción puede ser sumamente nociva para el organismo. Además, al otro día no nos sentiremos descansados.

10. Evita consumir café tarde en la noche.

La cafeína es muy conocida por sus funciones estimulantes y excitantes en el sistema nervioso y el cerebro. Además, la duración de sus efectos es mucho más prolongada de lo que pensamos. Por ello, ingerir bebidas que contengan esta sustancia en los horarios avanzados de la tarde y en la noche pueden atentar a nuestro horario de sueño.

11. Evita comer tarde en la noche.

El proceso de digestión requiere de grandes cantidades de energía. Por ello, si comemos en un horario pegado al del sueño, este último puede retrasarse e incluso inhibir el sueño reparador. Si vamos a ingerir alimentos, de preferencia que éstos sean ligeros, nada de proteínas, pues nuestro cuerpo tardará más en procesarlas.

12. Evita tener la televisión en la habitación.

Como bien comentamos anteriormente, nuestro cerebro interpreta la luz como una señal para ponerse en pie. Así mismo, la oscuridad es el escenario ideal para dormir. Si nuestro cuerpo está recibiendo señales de luz, automáticamente puede interpretarlo como una alerta para despertarte y tu sueño no será realmente reparador. Por ello, tanto la TV, como otros dispositivos que puedan arrojar luces sobre tu espacio de sueño, deben ser removidos.

Como ves, hay muchos mitos acerca del sueño que no son ciertos. Seguir estos consejos nos pueden ayudar no solo a dormir bien, sino a garantizar que amanezcamos renovados y listos para un nuevo día con un ánimo increíble.

Si te agradaron estas recomendaciones, ¡no dejes de compartir el artículo con familiares y amigos!

Fuentes: Lifehack y Huffingtonpost

Quizá te interese:

7 Consejos para conciliar el sueño y descansar durante la noche para evitar problemas de salud

Un bebé que duerme toda la noche es el sueño de cualquier madre. Expertas revelan cómo lograrlo


Es importante aclarar que toda la información contenida en Fabiosa Español tiene un fin informativo exclusivamente y que en ningún momento debe ser considerada como asesoramiento, diagnóstico o tratamiento médico profesional. Nunca deje de buscar asesoramiento médico, no ignore el consejo médico, ni demore en buscar asistencia médica por algo que haya leído en este sitio.