El lado oscuro de la vida de Pablo Neruda: una hija abandonada a los 2 añitos por tener hidrocefalia

Familia y niños

April 18, 2018 00:00 By Fabiosa

No hay duda de que Pablo Neruda es uno de los poetas más grandes de toda la historia. Sin embargo, hay un pasaje de su vida que pocos conocen: se trata de la única hija que el chileno tuvo y a la que abandonó. 

La única descendiente de Neruda se llamaba Malva Marina y nació con una condición severa llamada hidrocefalia, en la que básicamente la cabeza crece demasiado, de un tamaño completamente desproporcionada al cuerpo. La pequeña nació producto de su relación con Maria Hagenaar Vogelzang, con quien contrajo matrimonio cuatro años antes del nacimiento de la niña. 

La poeta neerlandesa, Hagar Peeters, fue la encargada de narrar la historia de Malva en su primer obra llamada "Malva" (Ed. Rey Naranjo). Así es como empieza:

Mi nacimiento fue como un accidente de tráfico. Me detuve en seco, me quedé atrancada, retenida en un lugar a media vida entre el interior y el exterior del útero, en un túnel negrísimo. Tuvieron que tirar de mí con mucha fuerza para extraerme hacia la luz del día. No es de extrañar considerando el tamaño que tenía mi cabeza ya entonces, aunque su verdadero e imparable crecimiento aún no había empezado. Así y todo lograron sacarme y fui a parar a una fría habitación de hospital que excluía eficazmente el tórrido calor de Madrid.

Quizá te interese: La hija de Pablo Escobar, Manuela, ha logrado con éxito mantenerse alejada de la esfera pública

Al ver por primera vez a su hija, de la boca del autor de "Cien sonetos de amor" salieron crueles palabras como: "Es un ser perfectamente ridículo", "Una especie de punto y coma", y "Vampiresa de tres kilos".

Malva nació un 18 de agosto de 1934 en Madrid, España, dos años antes de que comenzara la Guerra Civil, y fue justo en 1936, después de huir de la guerra, que Pablo Neruda abandonó a Malva y a su esposa para nunca volverlas a ver. Las dejó a su suerte, casi sin un centavo, en la ciudad de Montecarlo. 

La hija olvidada por el Nobel de Literatura, falleció a los 8 años el 2 de marzo de 1943 en Gouda, Holanda, donde se encuentra enterrada hasta la actualidad. Su mamá trató de dar aviso a Neruda a través del Consulado de Chile en La Haya y de pedirle que se reunieran; sin embargo, "el silencio fue su respuesta".

Sin duda es un fragmento de la vida de Neruda, casi desconocido, que cambia un poco el modo en el que se le ve. ¿Ya la conocías?

Fuente: Aweita.pe, El Mundo

Quizá te interese: Adoptaron a una niña abandonada en una caja, luego descubrieron que cantaba como los dioses