Parecen fotografías o pinturas, pero cuando te acercas descubres los hilos que forman el retrato

Familia y niños

March 7, 2018 21:25 By Fabiosa

Con algodón, seda y lana Cayce Zavaglia crea un arte que se confunde entre la pintura y la fotografía de lejos, pero de cerca se aprecian las texturas de los cruces entre cientos de hilos que se transforman en retratos.

Sus retratos bordados se enfocan en personas cercanas: familia, amigos, colegas. Y ellos iniciaron como una búsqueda de cambio en su anterior carrera en la pintura. 16 años después de pintar decidió bordar como en su niñez.

Quizá te interese: Estos niños se mostraron como son y así capturaron el corazón de su público con su arte

Su técnica.

Para trabajar todos los detalles a la perfección toma sesiones fotográficas entre 100 y 150 tomas para seleccionar entre ellas y comenzar a trabajar con los hilos.

Pudo desarrollar una técnica propia que le permite mezclar colores y tonos, Cayce prácticamente pinta con sus agujas.

Pero no todo es perfecto, en algunos casos queriendo probar otros modos termina desechando trabajos y publica sus vivencias artísticas en sus redes sociales.

El otro lado.

En su continua exploración, esta artista observó la belleza del lado inverso de sus obras, los retratos se tornan abstractos como rostros descomponiéndose.

Su encanto ante ello la llevó a retomar la pintura para mezclarla con estos reversos y mostrarle ‘la otra cara’ al mundo.

Fuente: Inkultmagazine

Quizá te interese: 7 celebridades que comparten lazos de sangre con otros artistas mexicanos, algunos de talla mundial